Zumba, ejercicio más diversion

Si eres un habitual del gimnasio seguro que ya has oído hablar de la última novedad para hacer ejercicio, se llama zumba, y ha venido desde Colombia para quedarse. Su práctica reúne pasos de baile y ejercicios acompañados de música, sin duda esta práctica fitness ha tenido muy buena acogida ¿quieres saber por qué?

¿Te apetece una clase de Zumba?

¿Te apetece una clase de Zumba?

Ponte en forma con zumba

Aunque la zumba se lleva a cabo desde los años 60, no llegó hasta el año 1999 a los Estados Unidos, y hace poco tiempo a España. De hecho ahora hay muchos cursos para ser monitor de esta disciplina tan de moda.

Practicar ejercicio acompañado siempre es una buena manera de conocer gente nueva o acudir con amigos, y así es más fácil pasar un buen rato, ayudándote a perder la vergüenza, además de grasa corporal. Por todo ello cada vez más gimnasios se animan a añadir zumba a su lista de clases colectivas.

Sesiones de zumba

Las clases de zumba normalmente duran una hora en los centros deportivos, y en ellas el profesor va guiando a los alumnos en los pases a realizar. Esta práctica combina pasos de salsa, merenge, reggaetón, movimientos latinos, danza del vientre… Cada instructor diseña su propia coreografía variando así la intensidad y exigencia de la misma, en la que generalmente se mueve todo el cuerpo por lo que se consiguen quemar muchas calorías gracias a un entrenamiento cardiovascular apto para todos los públicos. Durante una única sesión se puede llegar a quemar desde 500 a 800 calorías.

Todos los movimientos que se realizan es importante marcarlos bien para así quemar más calorías y ejercitar más los músculos, además nunca está de más estirar calentando un poco el cuerpo antes de la clase.

La zumba prácticamente consiste en bailar al son de la música por lo que ayuda a quemar unas calorías que sino solo se podrían perder con ejercicios más sufridos. Además, los movimientos de baile que exige la zumba también ayudan a mejorar la postura, el equilibrio y la flexibilidad. Por otro lado, la zumba es un movimiento que implica esfuerzo físico (no en exceso) por lo que es recomendable beber mucha agua antes y después para mantenerse hidratado. Si tienes problemas de espalda o de rodilla menores también puede beneficiarte.

No esperes un día más para practicar Zumba y empieza cuánto antes con la operación bikini, añadiendo Zumba a tu rutina en el gimnasio.

Foto | Fotolia.com

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies