¿Cómo evitar lesiones?

Desgraciadamente, es muy habitual escuchar, en conversaciones de corredores, diferentes temas relacionados con las lesiones y dolores que aparecen durante el entrenamiento, llegando a mitigarse cuando ya hemos calentado lo suficiente, creyéndonos que nos hemos recuperado por arte de magia.

Uno de los aspectos fundamentales, a la hora de prevenir las lesiones, es conocer nuestro cuerpo, haciéndole caso, cuando nos sugiere que paremos de entrenar, debido a un fuerte dolor. En muchas ocasiones resulta difícil diferenciar el simple dolor causado por una mala postura y el dolor proveniente de una lesión que nos puede hacer abandonar nuestro deporte preferido durante un periodo de tiempo.

Medias de compresión

Medias de compresión

Considero esencial para evitar las lesiones una serie de aspectos que todos los amantes de correr, debemos tener en cuenta:

Realizar un estudio biomecánico: realizado por un buen profesional, que nos aconseje sobre la posición correcta que debemos adoptar para correr, así como de la posibilidad de elección de zapatillas y plantillas deportivas, que se adapten a nuestra forma de pisar, a nuestro peso y distancia que corremos.

Elección de ropa deportiva: existen varios tipos de calcetines o medias de compresión que evitan dolores y calambres. La gran diferencia entre las medias y perneras radica en el posible estrangulamiento del tendón de Aquiles de las perneras respecto a las medias, ya que estas últimas la presión ejercida está distribuida hasta la planta del pie.

Corrección de la postura al correr: cuando vamos paseando, observamos a muchos corredores que entrenan con una postura, o zancada no precisamente muy ergonómica. Debemos caminar al igual que correr de forma que nos permita oxigenar el cuerpo de una forma natural, para ello debemos optimizar el esfuerzo.

Realizar calentamientos y estiramientos: antes de comenzar a correr debemos calentar correctamente previendo posibles contracturas, de la misma forma debemos estirar al finalizar nuestro entrenamiento.

Elección de la zona de entrenamiento: correr se trata de un deporte agresivo para las articulaciones, debido a la cantidad de impactos que sufren mientras lo practicamos, por ello entrenar todos los días por asfalto se puede convertir en perjudicial. Lo correcto sería alternar correr por montaña y asfalto.

El descanso es fundamental: muchas veces incluso más importante que el entrenamiento, pues debemos dejar recuperar nuestro cuerpo no estresando los diferentes grupos musculares.

Sin dudar el mejor consejo, sería siempre consultar a un profesional y dejarnos orientar por él.

2 comments

  1. LlegaRunning 25 mayo, 2012 at 10:00

    Buen artículo Javier.

    El detalle de las perneras, respecto a la presión que hacen al tendón de Aquiles, no se me había pasado por la cabeza. Es a tener en cuenta a la hora de comprarse unas.

    Un saludo.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies