Slow Food: el placer de comer de forma sana

La alimentación es muy importante, sobre todo para los deportistas. Pese al ritmo de vida tan acelerado que se suele llevar hoy en día comer deberíamos prestar atención a comer adecuadamente.

Slow Food: el placer de comer de forma sana

Slow Food: el placer de comer de forma sana

La alimentación adecuada de los corredores resulta fundamental para evitar lesiones y mejorar el rendimiento. Sin embargo, la moda de la comida rápida no ayuda. De ahí surgió la idea de Slow Food.

Una iniciativa para luchar contra la comida rápida

En 1980, un italiano de la provincia de Bra, Carlo Petrini, fundó una asociación para mostrar su descontento con la degradación que estaba teniendo la comida tradicional. Se abrió un McDonald’s junto a la Plaza España de Roma y se organizaron manifestaciones para protestar contra la comida industrial y rápida.

El movimiento internacional Slow Food nació a partir de esos cimientos, con el objetivo de conservar el patrimonio gastronómico tradicional, promover la comida con lentitud y disfrute, los productos naturales y de calidad. De ahí que su símbolo sea un caracol. Además, desde 2002 existe la Fundación Slow Food por la biodiversidad, que intenta defender los cultivos y los animales de consumo.

Está presente en 160 países y suma ya más de 100.000 socios. En 2004 la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) la reconoció como organización sin ánimo de lucro e inició una colaboración.

Los beneficios de Slow Food

Los principios de este movimiento son: justo (precios accesibles y retribuciones justas), bueno (alimentación fresca y sabrosa local) y limpio (producción de alimentos sin dañar el medioambiente).

Además, el disfrutar de una comida tranquila implica hacer un alto en el camino, tomarnos un respiro en la vida tan ajetreada que nos rodea (que ellos denominan Fast Life) y alimentarnos de forma sana disfrutando.

Obviamente esto solo nos aporta beneficios. El beneficio que da la comida de calidad, la tranquilidad y el equilibrio de una dieta tradicional, ya que muchas veces tenemos ciertos hábitos poco saludables que nos perjudican.

En el ámbito runner, como ya hemos dicho la alimentación es muy importante. Seguir con la idea de Slow Food y llevar una dieta saludable, con productos buenos y con hábitos adecuados no solo mejora el rendimiento a la hora de correr sino la salud física y mental.

Y tú, ¿te apuntas a la idea Slow Food?

Foto | Fotolia.com

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies