Si lo dejaste por un tiempo: ¡Corre nuevamente!

Si alguna vez cogiste la rutina y después la abandonaste, puedes volver a retomarla

Si alguna vez cogiste la rutina y después la abandonaste, puedes volver a retomarla

Los siguientes ejercicios te ayudarán a retomar el hábito de hacer ejercicio de forma paulatina:

Empieza por cinco

Si lo has dejado durante mucho tiempo, correr solamente por cinco minutos es suficiente para volver a estimular tu energía, sin terminar demasiado cansado. Corre dos minutos y medio desde el punto de partida, luego toma un pequeño intervalo de tiempo para caminar antes de dar la vuelta y regresar corriendo. Poco a poco ve incrementando la distancia recorrida antes de parar para caminar a medio camino: Tu cuerpo te dirá el momento apropiado para hacerlo.

Esto te ayudará a sentar las bases para que el correr se sienta como algo natural una vez más.

Correr y caminar

Durante un tiempo entre 10 y 15 minutos, alterna 30 segundos corriendo con 30 segundos caminando. Los pequeños intervalos serán fáciles de asumir mental y físicamente, y el cansancio desaparecerá con cada segmento en el que te toque caminar. Conforme te vayas sintiendo más a gusto, ve reduciendo paulatinamente el tiempo que empleas en caminar mientras aumentas aquel en el que corres.

Busca una manzana
Si puedes encontrar un bloque de casas o edificios cerca de tu alojamiento u oficina, ponte como meta el darle la vuelta sólo una vez. Muchas de las manzanas suelen rondar la media milla de distancia. Trata de medir un aproximado de cuánto es ésta: Si es mayor, cuando vayas por la mitad toma un pequeño descanso para caminar y recuperar energías. Cada vez que corras y llegues a la meta, trata de completar nuevamente otra vuelta. Para mantener la motivación, usa una ruta distinta cada vez y cambia de bloque conforme vas volviendo a estar en forma.

No lo dejes

Corre sin importar lo que esté pasando alrededor.

Plantea una nueva rutina

Programa tres salidas a correr por semana en tu agenda, por adelantado: Lograr que el ejercicio se vuelva parte de tu rutina diaria, hará que seas más constante.

Empieza el día corriendo

La mayoría de corredores y atletas en general afirma que la primera luz del día es la mejor hora para salir a hacer ejercicio: Programa tu alarma 45 minutos antes de lo habitual y logra que lo primero que hagas al levantarte, sea correr.

Que sea parte de tu vida

Combina tu rutina de ejercicios con tu tiempo de vida social: En vez de encontrarte con un amigo para beber una taza de café, intenta convencerle de salir a caminar o a correr juntos.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies