¿Por qué al correr te sientes bien?

En muchas ocasiones, hemos escuchado que la sensación de felicidad, nos invade al correr, pero en realidad ¿qué es lo que se siente? Se podría definir como una conjunto de sensaciones innatas en el ser humano, que en muchas ocasiones nos cuesta despertar dentro de nosotros mismos.

Captura de www.sportyou.es de Chema Martinez

Captura de www.sportyou.es de Chema Martinez

Si consideramos desde un punto de vista completamente objetivo, lo que correr desvela es un síntoma de cansancio al elevarnos las pulsaciones, pero en realidad no debemos quedarnos en un simple acto. Correr transciende más allá de lo puramente material por las sensaciones en las que nos vemos sumergidos.

• Satisfacción al cumplir un objetivo: desde el momento en el que nos ponemos las zapatillas de correr, ya estamos subiendo el primer escalón de una larga escalera, en el que al final encontraremos el éxito que perseguimos. Nos debe quedar claro que el objetivo final es la suma de pequeños retos que nos proponemos. Nadie comienza a correr por un ultramaratón.

En muchas ocasiones es muy superior la satisfacción de lo que nos hemos propuesto que el simple hecho de realizarlo. Cuando corremos sentimos satisfacción pero esta se ve aumentada exponencialmente cuando somos conscientes de ver lo que hemos conseguido.

• Sensación de felicidad: muchas personas no se creen que se sienta esta sensación mientras se corre, al sentirse cansado, pues nada más lejos de la realidad. Científicamente se puede demostrar que la actividad física intensa, como es correr, proporciona un aumento de las endorfinas, también llamadas hormonas de la felicidad, por lo que se puede llegar afirmar “corre y se feliz”

•Sensación de libertad: cuando corremos nos sentimos libres al sentir el aire y el viento golpear nuestro rostro, vamos por donde queremos dejando a nuestra mente imaginar, pensar y crear tanto soluciones a problemas como historias en las que nos vemos reflejados, disfrutando de nuestra imaginación.

• Conocerse: aunque parezca mentira, muchas personas no llegan a conocerse a sí mismos, no han tenido tiempo para preguntarse qué es lo que quieren, necesitan o incluso desean. Cuando corremos, después de muchas horas, llegamos a intimar con nosotros mismos llegando a conocer nuestros punto débiles así como los puntos fuertes en los que deberemos apoyarnos para conseguir nuestra meta.

En muchas ocasiones, realmente te sientes incluso mejor cuando terminas de correr, que mientras corres, ya que al completar el plan del día que tenías marcado sientas la satisfacción del deber cumplido contigo mismo.

Apuntate y aprende

Si deseas aprender más sobre correr, no olvides participar el próximo curso, a distancia o presencial.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies