¿Sabes cómo entrenar el ritmo de carrera?

Cuando comenzamos a correr, normalmente lo realizamos sin un ritmo constante, por el hecho que no estamos acostumbrados a mantener el mismo ritmo, más de un cierto tiempo, producinéndons un mayor desgaste eneregético, e in cluso, hay corredores que empiezan muy fuerte para ir descendiendo la velocidad, bajando rotundamente el ritmo. Por ello, hoy vamos a intentar darte unas pautas para ayudarte a mantener el ritmo.

Derechos de foto de Fotolia Corredor a ritmo

Derechos de foto de Fotolia Corredor a ritmo

Dependiendo del objetivo, que nos hayamos propuesto, deberemos adecuar nuestro entrenamiento y ritmos progresivamente, siendo muy aconsejable seguir estos consejos, conciendándote de tu amplitud de la zancada y de tiempo medio empleado, en función de las sensaciones físicas.

• Pulsómetro: sobre todo si comenzamos a correr, todavía cuando no conocemos nuestras sensaciones, es muy recomendable, a efecto de control de pulsaciones, utilizar este tipo de aparatos electrónicos.

El objetivo principal, al usar pulsómetro, es mantener nuestro ritmo de velocidad en función de nuestras pulsaciones debiendo mantenerlas constantes entre el 70 y 75% de lamáxia frecuencia cardiaca, para averiguarlas disponemos de una fórmula elemental: “pulsaciones máximas=220-edad”, oscilando entre 166 y 175 pulsaciones por minuto.

• Correr en terreno llano: para ir adecuando nuestro ritmo, deberemos entrenar sobre una superficie lo más llana posible, aumentando nuestra capacidad de mantener el ritmo, mientras nos adaptamos al más idóneo.

Sobre todo, al principio, cuando comenzamos a correr, nos debemos olvidar, durante las primeras semanas, de entrenar otros aspectos, como cuestas, series o incluso cambios de ritmo.

• La carrera debe ser constante: adecuarse al ritmo, debe ser nuestra premisa, a la hora de conseguir nuestro objetivo, tanto de tiempo como de distancia.

No debemos comenzar con un ritmo demasiado elevado, pues lo único que conseguiremos será desfondarnos antes de tiempo. De la misma forma que si comenzamos con ritmos demasiado bajos, lo que conseguiremos, será no alcanzar nuestro objetivo.

• Introduce series: este tipo de entrenamiento, son fundamentamentales para conseguir ganar ritmo. Pero debemos de ser conscientes que no debemos practicarlas con la musculatura en frío ni cuando llevemos poco tiempo como corredores.

Las series producen mucho desgaste, a nivel muscular, motivo por el que debemos dejar este tipo de entrenamiento para cuando nos encontremos fuertes físicamente y llevemos entrenando al menos un par de meses, de forma constante.

Las series deben de ser largas, hasta 1.000 metros, si en realidad lo que buscamos es mantener el ritmo y cortas, hasta 500 m. si lo que perseguimos es mejorar en velocidad.

Desde mi punto de vista, el ritmo es fundamental para alcanzar nuestros objetivos, en cualquier carrera, máxime si se trata de carreras de larga distancia, como es el caso de maratones.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies