¿Sabes cómo recuperarte después de una carrera?

En muchas ocasiones cuando terminamos una carrera o incluso un entrenamiento, lo hacemos extenuados, no tan solo desde el punto de vista aeróbico sino también muscular, debiendo plantearnos parar de correr durante una temporada o descansando al día siguiente. Vamos a tratar como intentar acelerar todo el proceso de recuperación para afrontar un nuevo reto o bien proseguir con nuestro sueño de alcanzar la meta por la que tanto luchamos.

Derechos de foto de Fotolia. Estira las piernas después de cada entrenamiento

Derechos de foto de Fotolia. Estira las piernas después de cada entrenamiento

Con el paso de los kilómetros y de los días de entrenamientos, nuestro cansancio, tanto físico como moral, se ve aumentado progresivamente mermando nuestra concentración en el ritmo de carrera y en nuestra mejoría, motivo por el que deberemos aprender a recuperarnos de los factores que pueden hacer invitarnos a abandonar nuestros sueños de cruzar la línea de meta consiguiendo nuestro propósito, por el que tanto luchamos.

Podemos dividir una correcta recuperación tanto física como psicológica en tres factores fundamentales, que nos permitirán reponernos a la mayor brevedad de tiempo posible, esquivando las lesiones producidas por el esfuerzo y por la desmotivación provocada por el cansancio.

• Alimentación: la comida diaria debe aportarnos a demás de la energía consumida por nuestro esfuerzo tanto de carrera como de entrenamiento, las vitaminas y sales minerales perdidas.

Existen alimentos que nos reportan múltiples beneficios a la hora de conseguir una recuperación mucho más rápida y eficiente. La fruta nos proporcina además de glucosa natural a modo de fructosa numerosa cantidad de líquidos, además de calmar la sensación de hambre sin digerir un número elevado de calorías.

Otros alimentos beneficiosos para acelerar nuestra recuperación además de los vegetales, destacando su característica antioxidante, las proteínas son fundamentales para regenerar las fibras que se han podido romper de los tejidos debido al esfuerzo muscular.

• Piernas: la recuperación de estas extremidades es fundamental, debiendo estirar después de la realización de la carrera o entrenamiento diario.

Para conseguir una correcta recuperación podemos aplicarnos baños de contraste con agua caliente y fría para relajar la musculatura, preparándola para la siguiente sesión.
Existen cremas utópicas de gel frío y aminoácidos que nos ayudará acelerar el proceso de recuperación, así como electro estimuladores musculares.

• Mental: es fundamental finalizar cada sesión de entrenamiento con ganas de queres seguir corriendo, reservándose para el día siguiente, produciéndonos una fuerte motivación para volver a calzarnos las zapatillas.

Estos consejos se pueden aplicar para acelerar nuestra recuperación. ¿Cómo te recuperas después de correr?

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies