¿Qué tipos de grasas existen?

Las grasas son compuestos orgánicos que cumplen su función dentro del organismo. Nos dan la energía que necesitamos, en términos medios 1 gramo de grasa equivale a 9 kilocalorías de energía. También nos ayudan a mantener la temperatura y protegernos contra el frio. Y por supuesto, a todo aquel que piense que debe eliminar cualquier grasa de su dieta, decirle que está equivocado, ya que estas nos ayudan también a fortalecer órganos tan importantes como el corazón. Eso sí, debemos ser conscientes de que existen diferentes tipos de grasas y no todas ellas son recomendables para nuestro organismo. Hoy profundizaremos en este tema.

¿Qué tipos de grasas existen?

¿Qué tipos de grasas existen?

Tipos de grasas

La clasificación habitual de las grasas se hace en función de los tipos de ácidos grasos que contienen, más específicamente en función del grado de insaturación de esos ácidos grasos. De este modo, se establece esta distribución:

Grasas saturadas: este tipo de grasas están formadas por ácidos grasos saturados y se caracteriza por ser una grasa sólida a temperatura ambiente. Además, este tipo de grasas son las que están asociadas al colesterol comúnmente conocido como malo.

Grasas insaturadas: este tipo de grasas son líquidas a temperatura ambiente y podemos distinguir dos subtipos: poliinsaturadas y monoinsturadas. Las grasas monoinsaturadas reducen el colesterol malo y se encuentran en el aceite de oliva, frutos secos y aguacate. Además, potencian el colesterol bueno. Por otro lado, dentro de las grasas insaturadas también tenemos las poliinsaturadas que son las formadas por los famosos omega-3 y omega-6. Podemos encontrar estas grasas en pescados azules y algunos frutos secos como nueces, almendras o avellanas.

Por último, también podemos encontrarnos con grasas trans que se obtienen a partir de aceites vegetales en procesos industriales y terminan catalogadas como grasas saturadas, siendo las grasas trans mucho más perjudiciales que las saturadas naturales.

Procesamiento de las grasas en nuestro cuerpo

Cuando hacemos la digestión las grasas se descomponen para que puedan ser absorbidas por nuestro cuerpo. Después de que las grasas sean absorbidas, se vuelven a componer pero no con las mismas particularidades que tenían antes de su ingesta. Aquí juegan un papel muy importante el número de átomos de carbono que componen esos ácidos grasos. A más número de átomos de carbono más saturados serán esos ácidos grasos. Podemos encontrarnos con ácidos grasos que contienen menos de 12 átomos de carbono y con ácidos grasos que tienen más de 12 átomos de este tipo. Si tienen menos de 12, esos ácidos grasos pasan directamente a la sangre y van hasta el hígado para generar la energía que necesitamos. Por su parte, los que tienen más de 12, se unen con otros elementos como las proteínas y ayudan a transportar los nutrientes alrededor de nuestro organismo.

Si quieres averiguar si tu dieta es o no equilibrada, te recomendamos que realices este test del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies