Sigue este plan de entrenamiento para un maratón

Si quieres prepararte para un maratón, pero no sabes cómo hacerlo, sigue este plan de entrenamiento.

Prepárate y participa en un maratón

Prepárate y participa en un maratón

Hay mucha gente que siente la necesidad o la curiosidad de participar en un maratón alguna vez en su vida. Este tipo de personas debe prepararse concienzudamente para lo que, sin duda, será una carrera muy exigente.

Primeras semanas

Empezaremos con un trote suave para ir aclimatando el cuerpo al ejercicio físico. Una vez que sintamos que nuestro organismo responde favorablemente, es momento de incrementar el ritmo y las distancias. Pasaremos a realizar carreras de 5, 7 y 10 kilómetros. No nos debemos olvidar del descanso, que casi es tan importante como la propia preparación. Por ello, descansaremos dos días a la semana.

Ya en la cuarta semana, introduciremos las series en uno de los días de trabajo. Estas series irán variando en cantidad y longitud a medida que avancemos en el entrenamiento.

Fartleks y distancias más largas

Según progresemos en el entrenamiento, nuestro cuerpo nos irá pidiendo más. Es el momento de ampliar las distancias hasta los 20 o 30 kilómetros. No es bueno hacer varias sesiones semanales en las que hagamos distancias largas. Lo más recomendable es ir alternándolas con días en que hagamos 8 o 10 kilómetros. Con esto conseguiremos que nuestros músculos no noten la carga de trabajo.

De igual manera, deberemos introducir paulatinamente los fartletks en nuestro planning de entrenamiento. Estos cambios de ritmo no deberían ser muy largos. Empezaremos con cambios que no sobrepasen los 30 segundos y acabaremos con incrementos de ritmo que duren, aproximadamente, 2 minutos.

En las semanas previas a la maratón, deberemos aproximarnos a la distancia que tiene un maratón. Los 42 kilómetros son nuestra meta. Tenemos que ser capaces de aguantar estas distancias sin venirnos abajo.

Los días previos a la disputa de la carrera, no debemos pegarnos la paliza. Debemos estar tranquilos. Descansaremos varios días. Correremos distancias cortas y, sobre todo, intentaremos familiarizarnos con el recorrido. Hay que estudiar el plano de la carrera y las posibles dificultades que pueda haber.

Y, tras este duro entrenamiento, llega la carrera. El trabajo físico está hecho. El único problema que podéis tener es que os falle la mente. Hay que trabajar mucho este aspecto porque es fundamental durante un maratón. Si seguís este entrenamiento, los 42 kilómetros serán pan comido.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies