Lesiones más frecuentes en runners

El enemigo más importante de los runners a la hora de practicar su deporte favorito son las lesiones. Y, como en cualquier otro deporte, hay algunas lesiones frecuentes en runners que son más probables practicando esta actividad con las que debemos tener cuidado para que no reduzcan nuestro rendimiento físico ni dificulten nuestra vida diaria.

Correr es un deporte que se basa en las continuas repeticiones de un mismo movimiento en un terreno que no es siempre el más apto para recibir el impacto de nuestros pies al correr y que requiere de una adecuada preparación y cuidado para evitar, en la medida de lo posible, evitar su aparición o reducir sus efectos negativos.

Desde correr.es te señalamos algunas de las lesiones más frecuentes en runners que puedes sufrir al correr para que puedas prevenirlas.

running-1120606_640

Lesiones más frecuentes en runners

Rotura fibrilar

Una de las lesiones más comunes en el running la constituye la rotura parcial o total de las fibras musculares. El primer síntoma de que podemos estar ante una rotura fibrilar lo notaremos por un tirón muscular de mayor o menor intensidad dependiendo de la brusquedad del movimiento. Si continuamos con el ejercicio nos arriesgamos a sufrir una rotura fibrilar que nos mantendrás alejados unos días de la práctica deportiva.

La mejor prevención para evitar la aparición de este tipo de lesión es realizar un calentamiento completo antes de empezar a correr y mantener una buena hidratación del cuerpo.

Fascitis plantar

La fascitis plantar es una de las lesiones más frecuentes en los runners y suele derivarse de una mala elección del calzado. Las plantas de los pies son la parte del cuerpo que más sufre al correr ya que apoyamos con fuerza los pies sobre el asfalto a o la tierra cuando corremos. En una hora de carrera podemos llegar a realizar más de 6.000 apoyos con nuestros pies.

El principal síntoma de sufrir esta lesión es sentir dolor en el talón o en la planta del pie. Se trata de una las lesiones más dolorosas y que más merman el rendimiento de un deportista. Aunque sea en otra actividad deportiva, tenemos el ejemplo del baloncestista Juan Carlos Navarro para comprobar sus efectos en el deporte de alto nivel.

Tendinitis rotuliana

Otra de las lesiones más frecuentes en runners y que aparece como una sobrecarga debido a la continua repetición de movimientos que hacemos al correr y provocando la inflamación del tendón rotuliano, el tejido donde se une a la tibia.

Su principal síntoma lo notaremos al sufrir dolor al flexionar la rodilla y podemos prevenirlo recortando la zancada o realizando estiramientos antes y después de realizar el entrenamiento.

Fractura de los metatarsianos

Una de las lesiones más graves que puede sufrir un runner o practicante de cualquier otro deporte. Los metatarsianos son el grupo de cinco huesos que se encuentran en medio de los pies y que sufren con mayor violencia la dureza del impacto de nuestros pies sobre la carretera al correr.

Es un tipo de lesión que la notaremos rápidamente al sentir dolor en la parte anterior del pie nada más empezar a correr, sin haber tenido tiempo siquiera de haber entrado en calor. Es un tipo de lesión dolorosa y que nos dejará una larga temporada fuera de los entrenamientos. Para tratar de evitarlo la mejor opción es no sobrecargar bruscamente nuestra carga de entrenamiento, realizar un buen calentamiento y una adecuada elección de nuestro calzado deportivo.

El único tratamiento posible de esta lesión es guardar reposo absoluto, interrumpir el entrenamiento y acudir al médico para que pueda valorar la gravedad de la fractura.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies