Lesiones de miembros inferiores

Las lesiones pueden producirse por diferentes circunstancias y suelen dejar secuelas en quienes las padecen

Las lesiones pueden producirse por diferentes circunstancias y suelen dejar secuelas en quienes las padecen

Una lesión por sobrecarga muscular en un corredor ocurre frecuentemente por errores en el entrenamiento; por programar distancias excesivamente largas, o por correr demasiado rápido o muy pronto. Con cada milla que se corre los pies deben absorber 110 toneladas de energía. Por estas razones y por el desconocimiento de un plan adecuado de entrenamientos, un 70% de los corredores desarrolla lesiones cada año.

Pies y tobillos

Para el cuidado de los pies y tobillos, un corredor puede necesitar aparatos ortóticos. Estos aparatos se insertan dentro de los zapatos para corregir el mal alineamiento entre el pie y la pantorrilla. Normalmente necesitan este tipo de aparatos quienes tienen problemas de probación, es decir si la parte interna de su pie mira hacia adentro. Si los pies están mal alineados pero el individuo no tiene dolor al correr y no sufre de lesiones repetitivas, probablemente nunca necesitara aparatos ortóticos.

Existen atletas reconocidos mundialmente que tienen mal alineamiento en pies y no utilizan aparatos ortóticos. De lo detallado anteriormente resumo que un médico puede sugerir aparatos ortóticos si el pie tiene un mal alineamiento y además el individuo resulta lesionado reiteradamente por esta circunstancia y no mejora con otras medidas tales como el descanso para evitar estrés en la zona, la aplicación de hielo y el entrenamiento complementado con sesiones de masajes y estiramiento.

Estiramiento

El estiramiento es muy importante antes de comenzar a correr y al finalizar, ya que colabora a prevenir lesiones. Sin embargo, si el corredor llega a desarrollar una lesión, el médico puede proponer un tipo particular de ejercicios de estiramiento. Estos ejercicios también pueden hacer parte de la recuperación suya de una lesión. Al comenzar la recuperación, se puden añadir pesas para tobillos a medida que los ejercicios son más fáciles de hacer. Estos ejercicios pueden continuar como actividad de estiramiento general, una vez recuperada la lesión.

Antes y después de correr realice ejercicios de estiramiento específicos. No rebote con cada ejercicio. Estírese hasta que siente tensión pero no dolor.

Una lesión grave

Muchas veces después de una lesión el deportista no vuelve a tener la misma flexibilidad, aun con cumplimiento de sesiones de fisioterapia. En las articulaciones bajas como el tobillo, algunas lesiones menores se recuperan rápidamente, sin embrago, otras como las fracturas y roturas de ligamentos, no poseen en la actualidad un tratamiento que obtenga la misma flexibilidad que antes de la lesión.

Pero, el paciente tiene que saber que esa articulación ya no volverá a mantener la flexibilidad que tenía porque el tejido cicatrizal ha modificado la elasticidad del movimiento articular.
El estiramiento y el cuidado de los pies y tobillos son muy importantes para el desarrollo de la actividad, cuidándonos de posibles lesiones inesperadas.

2 comments

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies