Las innovaciones biónicas y las actividades físicas

Gracias a las innovaciones biónicas, las personas hemos podido afrontar problemas de limitación física o sensorial. Por eso, científicos de todo el mundo intentan comprender a la perfección el funcionamiento de nuestro sistema biológico para poder suplir algún componente, siempre en el caso de que no puedan funcionar en plenitud.

innovaciones biónicas

Piernas biónicas, el futuro de los atletas

Uno de los ejemplos más conocidos a lo largo de la historia, han sido las prótesis en las piernas. Desde los piratas con las famosas patas de palo hasta la actualidad. La ingeniería biónica es la que hace que podamos ver a personas corriendo sin sus extremidades inferiores.

La evolución de las prótesis

La idea de las prótesis es sustituir las extremidades perdidas. Sin embargo, las protésis ya cuentan con una larga historia, pero gracias a los avances de la tecnología, cada vez podemos contar con prótesis más sofisticadas conectadas incluso a nuestros impulsos cerebrales.
Este es el caso de las piernas biónicas, por lo que los atletas o los profesionales que viven del movimiento de sus extremidades no ven truncadas sus pasiones gracias a las innovaciones biónicas.
Aunque esto nos suene demasiado futurista, no es una cuestión tan lejana a nosotros. El científico Stephen Hawking es un ejemplo real y conocido. Hawking se comunica con su silla para poder realizar sus tareas cotidianas. De hecho el avance de la ciencia es tan notorio que el científico ha afirmado: “La medicina no ha sido capaz de curarme, por lo que dependo de la tecnología para poder comunicarme y vivir”.

Las piernas biónicas

Si en su momento los piratas con piernas amputadas sustituyeron sus miembros con piernas de madera. Actualmente podemos contar con elaboradas prótesis tradicionales como las de los atletas o piernas biónicas. Del primer ejemplo tenemos a Oscar Pistorius que llegó a participar en los Juegos Olímpicos de Londres en 2012; y del ejemplo de piernas biónicas, tenemos a Adrianne Haslet-Davis, una profesora de bailes de salón y víctima del atentado en la maratón de Boston. Hugh Herr, un profesor de biofísica que sin ser médico, diseñó prótesis especiales, y actualmente se dedica a las prótesis biónicas con un equipo de 35 miembros. Herr se interesó por el caso de Haslet, por lo que su equipo y él se encargaron de construir una pierna biónica para ella.

Las piernas que construyen están hechas de silicona, titanio, aluminio y carbono. Diseñan estas prótesis incluyendo rodillas y tobillos, todo esto conectado a los nervios de los miembros amputados. La idea es que los nervios transmitan las órdenes del cerebro para un determinado movimiento y los sensores actúen en consecuencia.

Foto | US Navy | Commons.wikimedia.org

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies