La natación: el mejor amigo del runner en verano

El verano es un buen momento para plantearnos nuevas formas de entrenamiento que nos sirven para mantenernos en forma y cuidar nuestro cuerpo explorando nuevos caminos. Levantar pesas o hacer ciclismo son algunas de ellos. Sin embargo, la natación se presenta como la alternativa ideal al running en estos meses de vacaciones y altas temperaturas.

El deporte por excelencia del verano es la natación. Ya sea en la playa o en piscina, es una práctica muy seguida y apropiada para esta época del año porque presenta una serie de ventajas y beneficios que nos ayudan para el entrenamiento del resto de año.

water-1209074_640Beneficios de la natación para un runner

A continuación, vamos a conocer algunos de los beneficios que la natación aporta a los runners en su tarea.

Mantener y aumentar la motivación

La rutina es uno de los peores enemigos de las personas en general y de los deportistas en particular. Por esa razón, variar el tipo de entrenamiento habitual es una excelente opción de liberar la mente y mantener alta la motivación para no caer en el desánimo.

Descanso de las articulaciones

Correr implica que el cuerpo sufra una gran cantidad de impactos contra el suelo que a la larga pueden provocar pequeños traumatismos y desgaste en músculos y articulaciones. La natación corrige esos problemas al no entrar en contacto contra el suelo. Además, el calor siempre se combate mejor a remojo.

Trabajar otras partes del cuerpo

Un runner tiene perfectamente delimitadas las partes de su cuerpo que más trabajan. Al cambiar el entrenamiento y hacer natación se potencian otras partes del cuerpo menos acostumbradas a ejercitarse como son los hombros, pectorales y los tríceps. Así, fortaleces más el tren superior del cuerpo.

Aumentar la resistencia

Con la natación mejoras la capacidad de resistencia y fondo físico que luego puedes trasladar a tu carrera habitual gracias al aumento de la capacidad aeróbica.

Recuperación de esfuerzos

Un día relajado de natación sirve para relajar el cuerpo y los músculos que más sufren en las carreras. Por ejemplo, los gemelos. De esta manera, practicar natación es una gran alternativa para los runners después de una carrera o entrenamiento.

Evitar riesgo de lesiones

Con la natación, los huesos y músculos sufren mucho menos que al correr y permite seguir en forma. Además, es ideal para recuperarse de lesiones sin perder la forma física de una manera relajada y eficiente.

Fortaleces el corazón

Si quieres mejorar el rendimiento de tu corazón, practicar natación te permite mejorar la resistencia cardiorrespiratoria y conseguir una circulación sanguínea de mayor calidad que beneficiará a todo el organismo.

Mayor capacidad pulmonar

Al nadar, se potencian los músculos que trabajan para los pulmones, trayendo y expulsando aire. De esta manera, al respirar se nota una cantidad superior de oxígeno recorriendo el cuerpo con los beneficios que eso aporta.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies