¿Qué llevar a una carrera?

Antes de afrontar el gran día de una carrera, debemos tener presente el material, alimentación, hidratación e incluso planificación si tenemos que viajar, de lo que nos hará falta antes, durante y después del día esperado.

Días antes, debemos saber como nos vamos a desplazar hasta la localidad, o lugar donde se desarrolla la prueba, sin dejar nada en el aire, puesto que nos va a llevar además del gran esfuerzo de preparación, de meses entrenando con frío, lluvia o incluso enfermos, nos supone un desembolso de dinero. Para ello además preparemos la maleta con todo lo necesario para pasar unos días.

Mochila del corredor

En la actualidad, existen diferentes modelos de mochilas, adaptadas al corredor habitual, que participa y entrena en zonas de diferentes distancias y terrenos, que poseen gran ergonomía, adaptabilidad y funcionalidad, para transportar todo el material necesario.

En cuanto al material imprescindible durante la carrera, que se debe llevar en la mochila o incluso riñonera, dependiendo de la distancia de la zona, deberíamos tener presente el siguiente:

Hidratación: aún teniendo puestos de avituallamiento, es aconsejable llevar agua o bebida isotónica que sepamos que no nos hará daño en el estómago. Debemos tener cuidado con las diferentes bebidas isotónicas preparadas con polvos, puesto que la medida debes ser la exacta y haberlas probado antes, ya que nos podrían provocar gastroenteritis.

Alimentación: como en el caso anterior, en cuanto a los avituallamiento se refiere, es muy aconsejable llevar algo de comida, como frutos secos, barritas energéticas, o incluso como en laguna entrevista ha llegado decir el mismo Kilian Jornet, alguna pastillas de Knor, para evitar la pérdida de sales minerales.

Impermeable o ropa de abrigo: dependiendo de la previsión meteorológica o estación del año.

Vaselina: para evitar posibles rozaduras que se nos pudieran ocasionar con el sudor y la fricción.

Tiritas, esparadrapo, Compeed: para las posibles heridas o ampollas que nos pudieran salir con el paso de los kilómetros.

Gafas de sol y crema solar: dependiendo del sol, casi de uso obligado, al igual que una gorra, que además del aliviarnos del sol nos evitará que nos resbale el sudo por la frente. En cuanto a las gafas de sol, existen una amplia gama fotocromáticas, que cambian de color con la luz, e incluso para personas con problemas oculares.

Este el material básico que debemos tener presente a la hora de montar nuestra mochila, además de llevar silbato, manta térmica y un teléfono móvil, en caso de ir solos, por si hubiera algún problema.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies