La importancia del descanso en nuestro entrenamiento

Pues sí. Esta una recomendación general de todo entrenador: El descansar es realmente importante cuando nos preparamos para una competencia basada en la resistencia física. Mientras dormimos suceden una serie de eventos que ayudan al proceso de recuperación. Además de sentirte descansado y listo para empezar un nuevo día, un tiempo adecuado de descanso (por lo menos 7 horas corridas) puede significar una gran diferencia en nuestra condición atlética.

¿Cosa de hormonas?

Está comprobado que es durante la tercera y cuarta etapa del típico ciclo de sueño que el cuerpo recupera su estado óptimo. Es durante estos periodos que la hormona de crecimiento (HGH) es emitida desde la glándula pituitaria. Aunque esta hormona ha obtenido cierta notoriedad al ser usada como una especie de droga, en su estado natural juega un rol muy importante pues construye y repara tejidos musculares y óseos, además de hacer las veces de catalizador para que nuestro cuerpo use nuestras reservas de grasa como energía.

Sin una adecuada proporción de HGH en la sangre, la recuperación luego del ejercicio puede tornarse más complicada de lo necesario, prolongando en exceso el tiempo que necesitamos para volver a estar al cien por ciento.

Cuando una persona no duerme como es debido su nivel de HGH decrece y la concentración de otra hormona, conocida como hidrocortisona (también llamada la hormona del estrés), aumenta.
Demasiada hidrocortisona puede resultar peligrosa debido a que impide que nuestro cuerpo se recupere totalmente, además de significar un obstáculo para la reparación y crecimiento de nuevo tejido.

Cada caso es diferente

Los expertos en este tema afirman que aunque la mayoría necesita entre siete y nueve horas de sueño para recuperarse completamente, este tiempo variará de acuerdo a cada persona: Algunos parecen necesitar menos y otros más.

La mejor manera de definir cuánto tiempo de reposo necesitamos es acostarnos todos los días a la misma hora y al día siguiente levantarnos por voluntad propia, sin la premura que impone la alarma de un reloj.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies