La historia de Carl Lewis

El norteamericano Carl Lewis fue uno de los más grandes del s. XX

El norteamericano Carl Lewis fue uno de los más grandes del s. XX

En la segunda mitad del siglo XX apareció uno de los iconos atleticos de la especialidad Atletismo, y tal vez el mejor atleta de su época. Su nombre es Carlton Frederick Lewis o Carl Lewis, conocido con el apodo de El Hijo del viento, nació el 1 de Julio de 1961 en Birmingham, estado de Alabama, en los Estados Unidos de Norteamérica.

Familia numerosa

Es el tercer hijo de una familia de cuatro hermanos, todos ellos deportistas. Mide 188 centímetros y pesa 83 kilogramos. Con padres muy rigurosos y estrictos, estos le inculcaron el valor del deporte y lo sano que es. Se puede llegar a decir que le obligaron a Carl Lewis a dedicarse al deporte.

Sus hermanos también le inculcaron el valor de los derechos humanos y de la igualdad de las razas en una época difícil para la gente de piel oscura, por la discriminación. Sus hermanos eran seguidores del reverendo Martin Luther King con el que mantuvieron una fuerte amistad. King era el padrino de los dos hermanos mayores de Carl.

Era vegetariano y su alimentación le ayudaba durante los meses que no competía, a mantener su peso ideal. Toda su carrera deportiva la ha desarrollado en el Santa Mónica Track Club, una entidad que se convirtió en el punto de encuentro de los mejores velocistas del planeta. A pesar de que este club se encontraba en Los Ángeles, él acostumbraba entrenar en Houston.

Su impresionante físico le hizo destacarse en su etápa adolescente y empezó a realizar marcas deportivas no propias de un chico de su edad.

1983, primeros éxitos

En 1983, en los mundiales de Helsinki, ganó la prueba de los 100 metros libres, en la prueba de salto de longitud y en los relevos 4 x 100, formando parte del equipo de relevos de los Estados Unidos.

En los juegos olímpicos celebrados al año siguiente en Los Ángeles, Estados Unidos, ganó cuatro medallas de oro, se impuso en los 100 y 200 metros, volvió a formar parte del equipo de relevos 4 x 100 y empezó su incuestionable dominio en el salto de longitud.

En 1987 en Roma estaba en la cúspide de su carrera. En los campeonatos del mundo que se celebraron allí ese mismo año ganó el salto de longitud y los relevos, en los 100 metros lisos quedo segundo pero la descalificación del canadiense de origen Jamaiquino Ben Johnson le dió la medalla de oro.

La carrera del siglo

Un año màs tarde se encontró de nuevo con una cita olímpica en Seúl 1988. Allí estaban los mayores rivales de Lewis y a la carrera de los 100 metros lisos se le llamó La carrera del siglo ya que participaban además de Lewis, atletas de la talla de Linford Cristie y Ben Johnson.

El duelo no decepcionó y se convirtió en la carrera más rápida del siglo XX, en la que ganó Ben Johnson con un récord del mundo que estableció en 9''79 y Carl Lewis segundo con 9'92. Sin embargo, obtuvo el oro al demostrarse el doping de Johnson. En Seúl también se alzó con la victoria en longitud y quedó segundo en los 200 metros.

Su estratosférico 9" 83

En 1991 fue a los Mundiales de Tokio donde su gran rival en los 100 metros velocidad, fue su compañero Leroy Burrell quien tenía el record mundial. La reacción al pistoletazo benefició a Dennis Mitchel que salió antes que Burrell y Lewis. Al pasar la mitad de la prueba Lewis iba con retraso con respecto a Burrell de 6 décimas, y Lewis cubrió los 50 metros restantes en 4''25 y ganó batiendo el récord del mundo de 9''83. También ganó en los 4 x 100 y realizó el mejor concurso de saltos de la historia aunque quedó segundo por el registro de Mike Powell de 8'95 metros, rompiendo el récord de Beamon en esta categoría que llevaba vigente 23 años.

En los juegos de Barcelona 1992 volvió a brillar aunque ya se vislumbraba el final de su carrera. No logró clasificarse para las finales de las pruebas de velocidad pero logró la victoria en la prueba de longitud e hizo la última posta de los 4 x 100 que llevaron a la marca de un nuevo récord mundial.

En 1993 en los mundiales de Sttutgart, logró el bronce en los 200 metros. Dos años más tarde, una lesión le apartó de los mundiales de Goteborg.

Su carrera deportiva terminó en Atlanta 1996 cuando consiguió su novena medalla de oro, ganando la prueba de salto de longitud.

Curiosidades

Entre sus actividades fuera del deporte, se destaca su faceta de cantante y llegó a grabar un disco. En la actualidad posee la empresa Carl Lewis Productions que se encarga de comercializar sus derechos de imagen.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies