Historia de corredores en 1532

Los incas desarrollaron el sistema de "el Chasqui"Uno de los hechos históricos que cambiaria la lectura del mundo hasta la actualidad fue protagonizado por Pizarro y doscientos hombres que conquistaron el imperio Inca. Al llegar a las costas del actual Perú, los conquistadores montados a caballo bordearon la costa desarrollando un extenso camino que durante meses los llevo por las interminables barrancas andinas y las selváticas estructuras que bordean al imperio incaico.

Desde su llegada al nuevo continente, los españoles eran observados por los nativos que transmitieron la noticia a más de 1.600 kilómetros, donde se encontraba, la capital, Cusco. El Inca había sido comunicado de la noticia de la llegada del español varios meses antes de que pudieran verse la cara. Conocía detalles de su vestimenta, rasgos físicos, armadura, caballos, todo había sido comunicado por una red de mensajero que por medio de postas corrían por todo el imperio.

Correr con los mensajes

El mensajero inca, era un corredor joven, especialmente entrenado para cubrir las grandes distancias que separaban todo el imperio. Numerosas estrategias de comunicación se desarrollaron en la antigüedad, la mayoría con caballos y mensajeros; pero el planteo incaico, proponía una red de postas comunicada con hábiles corredores que podían desplazarse por todo el imperio aun enfrentando la altura y teniendo como fortaleza un fuerte entrenamiento físico que se desarrollaba desde su niñez.

El mensajero inca era denominado “el Chasqui”. Con el gran entrenamiento adquirido podía desplazarse por todo el imperio a una gran velocidad, llevando incluso pescado fresco a la capital. El sistema de postas fue el gran secreto para mantener el estado físico.

Distancias

Las postas variaba en su distancia, pero desde un poblado a otro en muchos trayectos se superaban los treinta kilómetros. Maratonistas de la antigüedad o corredores de los dioses, el chasqui tenía un gran respeto social ya que de él dependía la comunicación de todo un imperio.

Finalmente, después de meses de recorrido, Pizarro se encontró frente a frente con el Inca, hasta pasados los años y la historia conocida, nunca supo que su tropa había sido fuertemente observada y los detalles de su fuerza y extrañeza lejana, varias veces fue comunicado a la capital del imperio por grandes corredores de fondo.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies