Haile Gebrselassie, la eterna sonrisa del atletismo

Foto de "Gebre" obtenida de www.20minutos.es/minuteca/haile-gebrselassie

Foto de "Gebre" obtenida de www.20minutos.es/minuteca/haile-gebrselassie

Este etíope que nació en 1973 es historia viva del atletismo internacional. Su infancia no fue fácil, pues con tan solo 9 años tenía que recorrer 10 kilómetros para ir a la escuela. El correr estos 20 kilómetros diarios para ir a estudiar, hizo que se sentarán las bases para conseguir tantos éxitos a lo largo de su carrera profesional.

Primeros triunfos

Ya en el año 1993, con tan solo 20 años, consiguió hacerse con el oro en las distancias de 5000 y 10000 metros. Este último oro lo refrendó en los Juegos Olímpicos de Atlanta y Sidney y en varios campeonatos del mundo como el de Atenas y Sevilla.

Cuando se vio superado en esta distancia en las citas de Edmonton 2001 y París 2003, decidió, astutamente, prepararse para participar en distancias más largas.

Así, ya en 2005, estableció en el maratón de Amsterdam la mejor marca mundial del año al terminar la carrera en 2 horas, 6 minutos y 20 segundos. Y tras esta marca, vinieron un sinfín de victorias y de récords entre los que destaca ser el plusmarquista mundial de maratón tras parar el reloj en 2 horas, 3 minutos y 58 segundos en el maratón de Berlín en 2008 hasta que, en la edición de 2011 de este mismo maratón, Makau lo desposeyera de este honor al rebajar el tiempo en poco más de 20 segundos.

En 2010 decidió poner punto y final a su carrera, pero las ganas de correr le pudieron y 8 días después de desdijo de lo dicho. Hoy día y, con cerca de 40 años, sigue preparándose para poder participar en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Fuera de las pistas

Pero “Gebre” no es uno de esos atletas que se llenan los bolsillos y se olvidan de sus orígenes, al contrario, es uno de los referentes tanto en su país, como en el resto de África.

Gestiona una constructora en su país de origen que proveerá de escuelas y viviendas a las zonas más necesitadas de Etiopía. Además, ha creado junto a otros atletas un proyecto para que los deportistas etíopes puedan participar en las grandes citas del atletismo mundial.

El hombre de la sonrisa eterna, premio Príncipe de Asturias de los Deportes de 2011 es, sin duda, uno de los mejores atletas de todos los tiempos y una persona que, desde su posición, quiere luchar por hacer un mundo mejor.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies