Hacer ejercicio con una plataforma vibratoria

Aunque cada vez son más los gimnasios que tienen una plataforma vibratoria, su uso es generalmente doméstico. Dependiendo del modelo se puede adquirir desde los 300 hasta los mil euros más o menos, pero merece la pena ya que se obtienen grandes beneficios sobre todo a nivel articular y muscular sin apenas esfuerzo mejorando tanto la salud como el rendimiento sin tener que desplazarse a un centro deportivo.

¡Prueba la plataforma vibratoria!

¡Prueba la plataforma vibratoria!

Funciones de la plataforma vibratoria

La plataforma vibratoria es un aparato de gimnasia pasiva, ya que te pones en la máquina y esta hace el trabajo por ti, con poco tiempo ya se consiguen grandes resultados similares a los de un entrenamiento cardiovascular.
En esta máquina de ejercicio se generan vibraciones mecánicas que se extienden por todo el cuerpo provocando contracciones en los músculos activando hasta un 95% las fibras de los grupos musculares trabajados.
Además, es una buena herramienta para aumentar la carga gravitatoria del sistema muscular.
Por si fuera poco, la plataforma vibratoria consigue mejorar la circulación, evitar lesiones, incrementar la flexibilidad, ganar fuerza, bajar de peso, prevenir la celulitis, aumentar el metabolismo, reducir el estrés y mejorar el equilibrio hormonal provocando una sensación placentera.
En personas con hipertensión, lesiones, migrañas, embarazadas o epilépticos su uso queda descartado ya que en estos casos las vibraciones no son beneficiosas.

Cómo hacer los ejercicios

Los ejercicios plataforma vibratoria se dividen normalmente en las siguientes fases:
Primera fase: el calentamiento tiene una duración de cinco minutos y sirve de fase preparatoria en la que se produce un mayor flujo sanguíneo hacia los músculos, se lubrican las articulaciones y se activan los tendones y ligamentos, se pone en marcha la coordinación neuromuscular y se estimulan los sistemas que producen energía.
Segunda fase: dura entre quince y veinte minutos y se trabaja el equilibrio, la coordinación, la fuerza de estabilización y la fuerza global.
Tercera fase: dura entre cinco y diez minutos, su objetivo es la recuperación y la relajación muscular.
Por último, es muy importante tener en cuenta que la plataforma vibratoria puede ocasionarnos lesiones importantes. Es vital utilizar esta máquina en la postura adecuada, ya que de no ser así podemos provocarnos lesiones.
¿Te animas a tener una plataforma vibratoria en casa?

Foto | Fotolia.com

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies