Fractura de metatarso: efectos y recomendaciones

Las lesiones son la parte menos amable de la práctica del deporte. A cualquier nivel. Ya sea aficionado o profesional. En las personas aficionadas al running no es diferente. El riesgo de sufrir algunas de las lesiones más frecuentes en los runners siempre está presente. Hoy te vamos a hablar de una de las más comunes en los deportistas: la fractura del metatarso.

En nuestros pies tenemos cinco huesos metatarsianos. Son huesos que se encuentran en nuestros pies y son muy importantes porque soportan el peso de nuestro cuerpo al pisar el suelo mientras corremos y están expuestos a posibles fracturas y lesiones. No tienen nombres y se identifican del número 1 al 5 siendo el segundo y el quinto los más propensos a sufrir fracturas.

 

Síntomas de fractura de metatarso

El principal síntoma de sufrir una fractura en el metatarso es el dolor que provoca. No un dolor leve sino un dolor intenso y prolongado en la parte delantera del pie y que va aumentando conforme pasa el tiempo. El dolor que sufras es el que puede indicarte más claramente el grado de fractura del metatarso.

Otros síntomas de sufrir una fractura de metatarso es tener dolor al estar de pie o al caminar.

Tratamiento

Si tienes una fractura de metatarso la única opción de tratamiento es el reposo y el descanso. No existen recetas mágicas. Los pies soportan gran parte del esfuerzo cuando corremos y golpean repetidamente el suelo en múltiples impactos. En algunas ocasiones, dependiendo del grado de la fractura, podría ser necesario pasar por el quirófano para algún tipo de cirugía.

Efectos de la fractura del metatarso

El principal efecto de sufrir la fractura en el metatarso es que no puedes entrenar. Algo obvio. Pero no solo eso. También puedes sufrir dificultades en tu vida diaria ya que es una lesión que impide o dificulta moverte con normalidad al no poder pisar con normalidad.

Vuelta al trabajo

Una vez que te hayas recuperado de la fractura de metatarso, es importante no volverse loco por volver a correr. Una fractura por estrés en los huesos del pie no tiene su período de recuperación y su período de aclimatación una vez recuperado.

No es adecuado exigir demasiado a los huesos desde el primer día que vuelvas a correr para que puedan recuperarse correctamente. Al principio de volver a correr, es conveniente no correr todos los días y alternar días de entrenamiento con días de reposo o bien combinando la vuelta al ejercicio con otros deportes en los que los pies se castiguen menos.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies