¿Existe una edad mínima para correr?

Si tienes hijos y te apasiona el running, seguro que has pensado a veces al volver a casa después de correr, lo maravilloso que sería compartir esa experiencia y pasión con ellos. Quizás tengas dudas sobre si son demasiado pequeños aunque hasta ahora te han impedido siquiera proponerles salir contigo. Por eso hoy vamos a intentar ayudarte a decidir la edad a la que es mejor introducir a tus hijos en este deporte y cómo hacerlo.

edad

¿Correr o entrenar?

Esta es la primera pregunta que deberías hacerte cuando dudas sobre si tu hijo tiene o no edad para practicar o running. Si tú mismo llevas un programa de entrenamiento más o menos estricto y quieres que él te acompañe, lo mejor es que esperes a que llegue a la adolescencia. Físicamente llevar un programa de entrenamiento no supone ningún problema para un niño, pues ellos necesitan la actividad física para que sus huesos y músculos, en pleno proceso de desarrollo, se formen correctamente, pero mentalmente la exigencia deportiva puede tener consecuencias negativas y, a la larga, provocarle un rechazo futuro hacia la actividad que tenemos a toda costa que evitar.

Sí, por el contrario, sólo quieres realizar carreras ligeras de un rato por tu barrio o por el parque, anímale a que te acompañe, pero deja que sea él quien decida en último término y nunca le fuerces.

Cómo iniciarle en el running

Si correr en serio no es una buena idea, lo que sí es muy recomendable es que lo inicies en tu pasión por este deporte. Y para hacerlo, nada mejor que jugar a correr. Es así, a través del juego, como los niños realizan la actividad física esencial para su desarrollo y pueden establecer mejor con el deporte la relación que, en el fondo, pretendemos que conserven también cuando lleguen a adultos: una relación en la que el deporte en general, y el running en particular, esté asociado a sensaciones positivas. Piensa en lo que a ti te hace correr.

Anímale, por ejemplo, a acompañarte en bicicleta mientras tú corres, a aprovechar las salidas del perro, si lo tienes, para practicar un poco de running con él, a escapar el fin de semana al campo y alternar el senderismo con la carrera, los saltos y hasta la escalada. En resumen, que todo sea divertido.

Y recuerda comprarle unas zapatillas adecuadas, enseñarle hábitos deportivos básicos para evitar lesiones como calentar y estirar, hidratarse continuamente... Y todos esos trucos que has ido aprendiendo tú con el tiempo. Porque la experiencia es un grado, también en el running.

Foto | Fotolia.com

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies