Evita las lesiones con estos estiramientos para los isquiotibiales

Hace unos días te hablábamos de algunos ejercicios para tonificar los isquiotibiales y hoy vamos a seguir incidiendo un poco más en este músculo que la gente suele pasar un poco por alto. Para ello te vamos a contar cómo estirarlo, así que presta atención que te vendrá muy bien tanto para cuando hagas ejercicio como si notas ligeras molestias.

Estiramientos para los isquiotibiales

Estiramientos para los isquiotibiales

Algunos estiramientos para los isquiotibiales

Hay varios estiramientos para los isquiotibiales, por lo que en cada ocasión puedes recurrir a uno distinto. Primero te vamos a destacar el que probablemente sea el más sencillo de realizar. Se trata de elevar una pierna y apoyar el pie en una superficie que tengas en frente de ti con la puntera hacia arriba (las piernas deben formar aproximadamente un ángulo de noventa grados). Una vez estés en esta posición, tienes que bajar la parte superior del tronco hasta intentar tocar con la mano la puntera apoyada en la superficie. Aguanta durante 15 o 20 segundos y cambia de pierna.

Otro de los estiramientos más famosos es aquel en el que, con los dos pies apoyados en el suelo, elevas la puntera de uno y, con la rodilla de esa pierna ligeramente flexionada, bajas el tronco sin llegar a sentir dolor. Igual que en el ejercicio anterior, deberás aguantar en torno a los 20 segundos.

Estira el isquiotibial tumbado

Hasta ahora hemos mencionado algunos estiramientos de isquiotibiales para los que es necesario estar de pie, pero hay algunos que puedes realizar en otras posturas. Hay uno muy fácil de llevar a cabo mientras se está tumbado boca arriba. Para lograrlo debes flexionar una pierna, llevando el talón hasta el glúteo, y elevar la otra hasta formar un ángulo recto con el tronco. Se trata de llevar la punta del pie lo más atrás posible, poniendo las manos en los gemelos o isquiotibiales para ayudarte en caso de que sea necesario.

Con estos sencillos estiramientos para isquiotibiales te olvidarás de las temidas lesiones. ¡No te olvides de hacerlos cada vez que hagas ejercicio!

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies