Estiramientos después de correr: beneficios y consejos

La semana pasada hablábamos sobre la importancia de hacer un buen calentamiento antes de empezar a correr para evitar lesiones. Hacer una serie  de estiramientos después de correr no es menos importante.

Importancia de estirar correctamente

Aún hoy en día hay muchos detractores del hecho de estirar antes de hacer deporte, los mismo que alegan que tampoco es necesario hacerlo después.

En lo que la mayoría de los expertos coinciden es en que hay que hacerlo bien, pues de lo contrario podemos someter a nuestros músculos a demasiada tensión y provocar daños.

Sin embargo, tampoco es aconsejable parar el deporte en seco, sin relajar y estirar los músculos adecuadamente.

Por lo tanto, lo ideal es que sobre todo al principio puedas hacer tus estiramientos bajo la supervisión de un profesional, aprender la técnica correctamente y aplicarla después en tus sesiones de deporte.

Echa un vistazo a este artículo sobre los pros y los contras de ambas teorías.

 

Beneficios y consejos para tus estiramientos después de correr

Si el calentamiento nos prepara para el esfuerzo posterior, los estiramientos después de correr nos ayudan a relajar los músculos más trabajados.

  • Relajar las tensiones musculares

Después de una carrera la zona de muslo, gemelos y caderas sufre bastante por el esfuerzo recibido y por ello es importante hacer especial hincapié en esta parte del cuerpo.

  • Flexibilidad

La flexibilidad no es necesaria u obligatoria antes de una carrera, pero si estiramos después de correr, con los músculos en caliente, conseguiremos que éstos ganen en flexibilidad general y eso nos ayudará a la hora de hacer deporte.

Cuando nuestros músculos son más flexibles logramos un mayor recorrido muscular, lo que se traduce en mejores movimientos y más completos.

Además estirar el músculo, alargarlo, lo hace más fuerte.

  • Ayuda a aliviar los tendones

Después de correr los tendones se tensan ya que sufren mucho con el trote. Todo el peso del cuerpo recae sobre ellos en cada movimiento y por ello es importante aliviarlos una vez finalizada la actividad física.

Conservar los tendones elásticos y en buen estado te permitirá seguir avanzando y rendir de forma óptima.

  • No te olvides del resto del cuerpo

Si bien es cierto que la parte del cuerpo más comprometida en una carrera es el tren inferior, no hay que olvidar que el tren superior también interviene es esta actividad.

Hacer estiramientos después de correr enfocados a aliviar la tensión en brazos y espalda ayudará a evitar sobrecargas y otros problemas.

  • No fuerces

Los estiramientos no deben ser dolorosos ni forzados. Notarás una cierta tensión en los músculos pero si ésta es excesiva debes parar o frenar intensidad.

En realidad los estiramientos después de correr deben formar parte del proceso de relajación que viene tras un esfuerzo físico importante.

Hay que fijarse bien en lo que se está haciendo, en el músculo que estamos trabajando, qué nos está diciendo y no hacer los estiramientos de forma mecánica y rutinaria.

Con el tiempo irás notando mejoras en la elasticidad, por lo que tendrás que ir adaptado tus estiramientos.

  • Riego sanguíneo

Unos buenos estiramientos después de correr, además de dar elasticidad al músculo, ayudan a aumentar el riego sanguíneo y ésta es otra de las razones por las que es tan recomendable.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies