Esfuerzo y descanso: claves para entrenar

Esfuerzo y descanso. Claves para todo en la vida y también para los deportistas, sea cual sea su nivel de entrenamiento y especialidad. No siempre es fácil saber cuándo parar y puede ocurrir que se caiga en un sobreentrenamiento para el que el cuerpo no esté lo suficientemente preparado.

La experiencia suele ser el mejor consejero a la hora de tomar decisiones acerca de cuánto y cómo entrenar. Pero no todos salimos enseñados. A veces es necesario equivocarse para corregir los errores y solucionarlos de cara al futuro. Por tanto, es importante saber cómo compaginar el esfuerzo y el descanso para que el organismo no sufra, se eviten las lesiones y se pueda disfrutar de la práctica deportiva. Al fin y al cabo, para eso está el deporte. Para divertirse.

261921745DaooZ0Consejos para compaginar esfuerzo y descanso

No caer en el exceso de entrenamiento

Correr por encima de tus posibilidades es tan peligroso como la vida sedentaria. El exceso de entrenamiento puede venir marcado por correr muchos días seguidos y por la cantidad de kilómetros recorridos. Para un runner aficionado no es recomendable correr más de 4 días a la semana y en sesiones que no duren más de 90-100 minutos.

Comprobar pulsaciones

Una vez hayas terminado de correr. Es un buen momento para saber si el cuerpo es capaz de asimilar y responder correctamente al entrenamiento. Para ello, después de terminar el entrenamiento, puedes tomar tus pulsaciones y volver a hacerlo a los pocos minutos, 2 ó 3. Si bajan las pulsaciones en más de 25 en ese intervalo de tiempo, es que el esfuerzo no te está pasando factura y el cuerpo lo asimila bien.

Combinación de entrenamiento y descanso

Una de las mejores opciones para combinar esfuerzo y descanso es habituarte a que el cuerpo descanse después de los entrenamientos. Para ello, una buena solución es correr y descansar al día siguiente. Así, el cuerpo asimila mejor los esfuerzos y disfrutarás con entrenamientos de mejor calidad. Especialmente recomendable si estás empezando a correr para no caer en fatiga.

Para el descanso es fundamental dormir bien. En la medida de lo posible, es recomendable dormir 8 horas cada día.

Masajes

Una de las mejores formas de combinar esfuerzo y descanso es recuperar el cuerpo con masajes. Aunque no seas un deportista de alto nivel, en la medida de tus posibilidades los masajes permiten recuperarse muscularmente de los esfuerzos y evitar lesiones y sobrecarga en las piernas.

Entrenamiento cruzado

Otra de las posibilidades para tener una correcta combinación de esfuerzo y descanso es alternar el entrenamiento habitual con la práctica de otros deportes en los días que no se sale a correr. Realizando un esfuerzo moderado, de baja intensidad. Entre las posibilidades que puedes elegir destacan algunas de las más apropiadas para el verano como son montar en bicicleta o nadar.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies