¡Es hora de calentar el cuerpo y la mente!

El poder de la mente te ayuda a correr

El poder de la mente te ayuda a correr

Una de las cosas que aprendemos con el paso de los años practicando deporte es que tan importante es calentar el cuerpo como la mente antes de realizar cualquier tipo de ejercicio. Queremos dedicar el post de hoy a desarrollar un poco más esta idea para que aprendas la importancia de la mente en el deporte.

Con los años el cuerpo no responde igual

Aunque muchas veces cuesta reconocerlo, a partir de una cierta edad ya no puedes realizar determinados ejercicios con la misma facilidad con la que lo hacías cuando eras más joven. No implica que ya no puedas hacerlos, sino que tienes que adaptarte a tus condiciones actuales. Cuantos más años tienes, más importancia va cobrando la mente a la hora de hacer ejercicio. Cuando el físico ya no responde como antes, es la mente la que tiene que compensar esa pérdida para que puedas seguir entrenando adecuadamente.

Lógicamente, será complicado que puedas obtener los mismos resultados que hace 10 años, pero puedes seguir disfrutando con el deporte y sacarle el máximo partido posible.

También tu mente necesita prepararse

A medida que vas cumpliendo años, el calentamiento va siendo cada vez más importante para poder realizar cualquier actividad deportiva con las máximas garantías. A diferencia de lo que muchos piensan, el calentamiento no solo sirve para que tu cuerpo se prepare para el entrenamiento, sino que también ayuda a tu mente a que pueda responder al esfuerzo que le vas a pedir durante los diferentes ejercicios. Hacer un buen calentamiento previo puede marcar la diferencia entre que puedas completar o no tu plan de entrenamiento sin problemas.

Es posible que durante todos los años que llevas entrenando te hayas lesionado alguna parte del cuerpo con mayor o menor importancia. Quizás tengas alguna pequeña molestia cuando realizas algún movimiento en concreto. Por lo tanto, el calentamiento es muy útil para que esa zona dolorida entre en calor, y tu mente aprenda a entrenar aún teniendo ese dolor, ya que durante el calentamiento serás consciente de que te duele, pero habituarás a tu mente a convivir con ello y que no te afecte para seguir entrenando. Nos referimos a las típicas molestias o achaques propios de la edad, no a lesiones.

Preparar tu mente para el ejercicio es fundamental, ya que en muchas ocasiones, será la que te haga que sigas entrenando, por lo que debes prestarle la atención que merece a la hora de calentar.

Foto | Fotolia.com

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies