¿Sabes elegir zapatillas nuevas?

En numerosas ocasiones, cuando compramos unas zapatillas para correr, dudamos de nuestra elección, pidiendo ayuda al dependiente de la tienda, o incluso a amistades, con las que compartimos nuestra afición por correr. Por ello te vamos a intentar ayudar con unos simples puntos a observar antes de adquirir tu calzado de corredor.

Zapatillas típicas para correr por terrenos técnicos

Zapatillas típicas para correr por terrenos técnicos

La correcta elección de zapatillas es esencial, para evitar posibles lesiones, tanto de rodilla, como otras articulaciones o grupos musculares, además de seleccionar unas plantillas adecuadas a nuestro tipo de pisada, así como unos calcetines que nos ayuden absorber tanto la humedad en las plantas de los pies, como los impactos producidos.

Los pies son nuestros impulsores de la felicidad que sentimos al correr, por ello debemos mimarlos, adquieriendo un calzado adecuado a los siguientes aspectos.

• Tipo de pisada: en una pisada pronadora, el pie se tiende a desplazar hacia la parte interna, mientras que la pisada supinadora es el caso opuesto, haciendo girar tanto tobillos como rodillas, por ello es fundamental buscar unzas zapatillas adecuadas a nuestra pisada, buscando mayor amortiguación allí donde se produce más impacto.

Además existe un tercer tipo de pisada, la llamada neutra, en la que la zapatilla se desgasta por partes iguales, no llegando a desplazarse hacia ningún laterar la pisada.

Es muy recomendable realizarse un estudio biomecánico de la pisada, para prevenir posibles lesiones y conseguir mayor impulso mejorando la ergonomía como corredor.

• Peso y superficie: antes de elegir el calzado debemos valorar cual va a ser nuestro objetivo, no siendo lo mismo preprararse una carrera de 10 kilómetros que un ultramaratón, pues la amortiguación y la superficie serán distintas.

Debemos atender al peso corporal del corredor, pues no es lo mismo una persona que pesa 90 kilos que una persona que pesa 60 kilos, pues esta última no necesitará tanta amortiguación en los impactos.

En cuanto a la superficie del terreno no es lo mismo el asfalto que caminos de tierra, o incluso rutas muy técnicas de gran desnivel, llegando a necesitar zapatillas muy específicas.

• El tallaje: es conveniente probarse la zapatilla con un caltecín similar al que usamos normalmente, siendo conscientes que el pie, como norma general se dilata al correr, debiendo fijarse que el talón quede bien sujeto, evitando rozaduras y ampollas.

Una recomendación esencial es darse cuenta que la zapatilla que le de un buen resultado a aun amigo, no tiene por qué dartelo a ti.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies