Ser un gran atleta… ¿es cosa de genética?

Se han descubierto genes más propicios para correr

Se han descubierto genes más propicios para correr

Diversas investigaciones en este campo han identificado un determinado número de genes que ayudan a una continua mejora de nuestra resistencia: Cada uno de ellos solamente existe en una reducida parte de la población. Por ejemplo, un variante genético denominado R577X, que fue encontrado en tan sólo un 18% de la población, altera el metabolismo de manera tal que contrae nuestras fibras musculares mucho más rápido de lo normal, incrementando por tanto su capacidad de resistencia.

Aún queda mucho por descubrir

A finales del año pasado, los científicos ya habían identificado 23 variantes genéticas que ayudan a mejorar nuestra capacidad física: Las posibilidades de que una persona común y corriente posea todas ellas es de tan sólo 0.0005%. En añadidura, todos los involucrados en este estudio coinciden en señalar que aún falta descubrir otros genes que potencien nuestra resistencia, haciendo por tanto virtualmente imposible que algún día podamos ser testigos del nacimiento de un ‘corredor perfecto’.

Sin embargo, debido a la constante rotación de la población, las posibilidades de encontrar a individuos dotados genéticamente va en aumento: En otras palabras, conforme va creciendo la demografía, se incrementa el posible número de personas que cuentan con esta ventaja genética. En consecuencia, debido a este crecimiento, los records olímpicos y mundiales deberían poder ser superados incluso sin mayores mejoras en el proceso de entrenamiento o nutrición.

Esto no es algo que los aficionados a este deporte queramos escuchar, pues si el tener mejores genes es uno de los requisitos más importantes para lograr mejores tiempos, entonces no hay mucho que podamos aprender de aquellos que establecen las marcas. Ahora bien, una cosa es decir que algunos podrían batir los records establecidos sin necesidad de aplicar mejoras a su rutina de entrenamiento, y otra completamente distinta es afirmar que éstas no juegan un papel importante en el incremento de nuestra capacidad física: El rol de estas mejoras es más importante de lo que pensamos.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies