¿Usas correctamente el pulsómetro?

Hoy en día, cada vez es más frecuente ver a corredores realizando deporte con un pulsímetro, resultando cada vez mucho más común. Anteriormente este tipo de aparatos electrónicos estaban al alcance de unos pocos, sobre todo de profesionales, pero por suerte, en la actualidad podemos disponer de ellos a un precio reducido al alcance de casi todos los bolsillos. ¿Pero en realidad sabemos utilizarlo?

Captura de www.fitnessdigital.com

Captura de www.fitnessdigital.com

Existe una gran variedad de pulsómetros, dependiendo de las funciones que queramos disponer:

• Pulsómetro: aparato electrónico con una cintapectoral que se utiliza para medir las pulsaciones tanto en reposo como cuando realizamos ejercicio.

• Pulsómetro con podómetro: nos cuenta las zancadas que damos transformándolas en distancia, ideal para correr en interiores o sobre una cinta de correr. Antes de usarlo deberemos de talonar nuestra zancada.

• Pulsómetro con GPS: ideal para entrenar en exteriores, pues su error de distancia, velocidad y ritmo es apenas inapreciable. No apto para interiores por pérdida de cobertura con los satélites.

Para poder entrenar con corrección con un pulsómetro debemos someternos anteriormente a una prueba de esfuerzo o al menos haber realizado un test, para conocer nuestras pulsaciones tanto en reposo como máximas. Una vez conocidas deberemos distinguir las siguientes zonas de entrenamiento.

• Zona A (60% de pulsaciones): propia para carreras de recuperación o de calentamiento específico. Se realizan bastante lentas y sirven para asimilar el trabajo de días duros de entrenamiento o recuperarte de competiciones. De la misma manera esta zona se aconseja para corredores principiantes.

• Zona B (60-70% de pulsaciones): se realiza en entrenamientos largos, pero suaves. El cuerpo va aprendiendo a quemar grasas para usarlas como combustible. Se suele recomendar para cuando corremos de 1 a 3 horas.

• Zona C (70-80% de pulsaciones):
propia de carreras largas, cambios de ritmo y cuestas. Es la zona común de entrenamiento, rozando el límite entre aeróbico y anaeróbico, manteniendo el ritmo de forma cómoda

•Zona D (80-90% de pulsaciones): propia de de series cortas, unos cinco minutos como máximos. Aconsejable para realizar un día en semana como máximo, dependiendo de tu nivel físico.

Con un buen control de nuestras pulsaciones, podremos progresar en nuestro entrenamiento de manera más rápida y eficaz, ayudándonos a conocernos físicamente, descubriendo cuales son nuestros límites físicos.

Personalmente te recomiendo utilizarlo, sobre todo al principio, hasta que no conozcas tu verdadero ritmo de carrera y tus sensaciones corporales.

Apuntate y aprende

Si quieres aprender más sobre este y otros temas de correr, no olvides que tienes a tu disposición el "Curso para Corredores"que hemos preparado pensando en ti. ¡Te esperamos!

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies