El poder de los genes africanos

Actualmente, las plusmarcas en pruebas de fondo y medio fondo están en manos de atletas africanos

Actualmente, las plusmarcas en pruebas de fondo y medio fondo están en manos de atletas africanos

De todos es sabido que los africanos dominan con las pruebas de larga distancia con una solvencia insultante, prueba de ello es que los corredores africanos poseen las actuales marcas mundiales de la maratón, media maratón, diez mil metros, cinco mil metros y tres mil metros con obstáculos. Pero lo que pocos saben es que la constitución física de los africanos es toda la clave de su gran desempeño.

Uno de los países africanos con más logros deportivos es Kenia. Pero el secreto de los kenianos en las pruebas de larga distancia es la zona de donde proceden. La mayoría de los corredores kenianos exitosos proceden de la región del Valle del Rift, de tribu llamada Kalenjin, que con el transcurso de los años, se convirtió en la concentración geográfica más exitosa en la historia del deporte.

Esta peculiaridad ha llamado mucho la atención de los científicos, hasta que en la década de los 90 un grupo de especialistas, liderado por el fisiólogo sueco Bengt Saltin comparó a los corredores kenianos con los escandinavos, y las conclusiones de la investigación fueron publicadas recientemente en la revista “Science”.

Los científicos se toparon con que los corredores africanos poseen mayor capacidad de resistencia y esto se debe a que gastan menos oxígeno y con la misma cantidad pueden correr hasta un 10 por ciento más distancia que los europeos, ya que lo consumen más lentamente.

Los genes

En el tema de los genes no hay nada demostrado aún, pues las investigaciones aún son muy nuevas, pero además de las cuestiones fisiológicas, algunos señalan que ciertas características genéticas podrían influir en la superioridad de los africanos para las carreras.

Un estudio aparecido en “New Scientist” reveló que los corredores africanos tienen más posibilidades de poseer unas variantes de cuatro genes del cromosoma “Y” con respecto a otros compatriotas que no corren. Aunque se desconoce qué es lo que hacen estos genes y cuál es su influencia, algunos investigadores los han relacionado, por primera vez, con la destacada capacidad de los africanos para las pruebas de resistencia.

Los científicos estudiaron los cromosomas “Y” de atletas y de otros ciudadanos de Kenia, obteniendo resultados que muestran que la presencia de cuatro variantes genéticas era mucho más común entre los deportistas. “Al parecer, lo que marca la diferencia es la combinación de todas ellas y no sólo una variante en concreto”, concluye el estudio.

La importancia de las piernas

Las piernas de los atletas etíopes son otra de las causas que el equipo de Saltin encontró para explicar la superioridad, ya que los africanos tienen piernas más delgadas que las de los europeos, lo que implica un menor consumo de oxígeno.

Los investigadores calcularon que gracias a esto los atletas africanos gastan un ocho por ciento menos energía que los demás para correr un kilómetro. Además, los kenianos son más ligeros y su relación estatura-peso es más favorable, por lo que a estos atletas les cuesta menos levantar las piernas y hacen menos esfuerzo que los demás corredores, es decir, que economizan muy bien su energía durante la carrera.

Además, el estudio reveló que estos deportistas también poseen mayores concentraciones de una enzima que ayuda al organismo a la oxidación de los ácidos grasos y contribuye a que los músculos proporcionen más energía.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies