Ejercitarse fuera de casa… ¿es algo necesario?

Ejercitarse en casa o en la calle, un eterno dilema

Ejercitarse en casa o en la calle, un eterno dilema

Aún si tenemos todos los implementos necesarios para hacer ejercicio en la comodidad de nuestro hogar, muchos coinciden en que es altamente recomendable llevar el entrenamiento fuera de él, pues así se conseguirán mejores beneficios. Ahora bien, hay algunas recomendaciones que debemos tener en cuenta previamente:

1. Dentro / Fuera

Lo primero es ubicar un sitio en donde sea seguro y saludable hacer ejercicio. Este puede encontrarse, de preferencia, cerca de casa o del gimnasio al que asistimos. Una vez ubicado, deberemos dividir nuestra rutina entre la cinta de correr y una tranquila caminata o carrera en el lugar designado.

Se recomienda hacer 10 minutos de cinta seguidos de 5 minutos de caminata o carrera en la calle, y luego volver a la cinta de correr: Se debe repetir esta rutina cíclica unas 2 ó 3 veces.
Para los que recién empiezan, se sugieren espacios de 2 a 3 minutos fuera de la casa o del gimnasio, incrementándolos gradualmente.

2. Escoger el calzado apropiado

Es importante salir a entrenar con un calzado que se amolde perfectamente a nuestros pies y que no esté demasiado usado. En la medida de nuestras posibilidades, se recomienda ir a una tienda especializada en estos productos, en donde un experto en estos menesteres pueda evaluar nuestro paso y recomendarnos un par de zapatillas que nos hagan más cómodo el entrenamiento.

Normalmente nos olvidamos de que el uso de un calzado en mal estado, que no nos queda bien o que no está hecho para correr, como aquellos que se usan para los aeróbicos, puede terminar causándonos una seria lesión.

3. Hay que caminar con mayor frecuencia

A medida que te vas acondicionando al nuevo ambiente de entrenamiento, haz un mayor número de intermedios en tu rutina para caminar, para que así puedas recuperar de manera eficiente las energías empleadas en correr sobre la cinta.

Por ejemplo, si solías tomar un descanso para caminar después de cada 3 minutos de estar corriendo con intensidad, ahora intenta hacerlo cada 2 minutos y posteriormente, cada minuto.

4. Vestirse adecuadamente

Sin dar mucha importancia a lo que la moda te diga que debes usar, es importante vestirse correctamente antes de salir a ejercitarse al aire libre para que así estés completamente cómodo durante tu entrenamiento.

La mayoría de la ropa deportiva puede absorber el sudor de tu piel. Además puede mantenerte caliente en invierno así como fresco en verano.

Una correcta investidura puede hacer la diferencia entre un tonificante entrenamiento bajo una lluvia moderada y otro que te deje temblando, constipado y con ganas de no correr nunca más.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies