Recupera tu forma física

captura de http://www.terra.es/pv_obj_cache/pv_obj_id_AED6DBC13DC23C8A2793D50754CB4CCAA0BD0000/filename/Tabla.de.entrenamiento.pdf

Las personas que llevan mucho tiempo sin hacer ejercicio deben saber que lo primero que deben hacer para empezar con un programa de recuperación es ir al médico. El motivo es muy sencillo, no se puede forzar al cuerpo y someterlo a excesos de ningún tipo. Hay que conocer los límites.
El deporte también conlleva sus riesgos y por eso es importante hacerse un chequeo médico que nos asegure que no corremos ningún peligro.
Los estiramientos son una de las partes que mucha gente suele obviar, o le da menos importancia, pero se equivocan. Al contrario de lo que puedas pensar, los estiramientos constituyen una parte importantísima de la sesión de entrenamiento. Ayudan a la preparación previa para el inicio del ejercicio, acostumbran al músculo al esfuerzo al que va a ser sometido.
Los estiramientos se deben realizar tanto antes como después de hacer ejercicio. Los posteriores sirven de prevención para evitar lesiones, contribuyen a que el músculo se relaje y no aparezca la sensación de cansancio o en forma de agujetas en las horas posteriores a su realización.

Ejemplos de estiramientos

Hay que estirar la mayor parte de músculos que vayas a utilizar en tus ejercicios. Empezando siempre a estirar de abajo a arriba, los músculos más destacados son: los gemelos, los isquiotibiales, abductores y cuádriceps son los motores de la piernas. En el tronco debemos destacar la preparación de los dorsales, los hombros y los tríceps.
Al terminar con ello es aconsejable hacer algún estiramiento de los músculos del cuello, siempre de forma suave y moviendo la cabeza muy despacio. Así se consigue evitar mareos o pinzamientos en estas partes, ya que pueden llegar a ser muy molestos.

Sesiones de trabajo

Para comenzar con un proceso de adaptación para el cuerpo con vistas a recuperar el tono físico, debemos hacer ejercicio de manera regular. El proyecto de trabajo debe realizarse con sesiones alternas de entrenamiento, para así ayudar a la recuperación del cuerpo. Es aconsejable realizar ejercicio entre 3 y 4 veces por semana.
Las primeras cinco sesiones de entrenamiento deben contar con cinco minutos de estiramientos al principio, diez minutos de carrera continua, dos minutos de descanso, y otros diez minutos de carrera continua. En estos primeros días añadiremos progresivamente dos series de diez abdominales cada una. Para terminar, quince minutos de estiramientos.
Las cinco próximas sesiones son bastante parecidas, con los estiramientos del principio, seguidamente veinte minutos de carrera continua sin descanso. Más tarde, cuatro series de abdominales y se añaden dos series de flexiones para terminar con unos estiramientos.
Más adelante seguid con estas pautas, haciendo cuatro series de abdominales y flexiones, y la carrera continua pasa a ser: diez minutos suave, diez minutos a ritmo fuerte, y diez minutos a ritmo suave. Por supuesto, estiramientos al final de cada sesión.
Cuando estés preparado para aguantar el proceso de carrera continua sin problema alguno, hay que empezara probar a aumentar el ritmo y el tiempo del ejercicio, hasta completar una hora de ejercicio cardiovascular completo.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies