Efectos del calor para los runners

Se nota y se siente ya la presencia del calor. Y no hará más que aumentar su presencia e influencia de aquí en adelante. A pesar de eso, el verano es una de las épocas más propicias para que más personas puedan seguir entrenando o iniciarse en la práctica del deporte. Y el running es una de las maneras más populares de hacerlo. Pero es importante tener en cuenta los efectos del calor sobre el cuerpo para que no nos afecte demasiado y podamos cuidar nuestra salud al mismo tiempo.

Descanso y deporte son dos de las actividades preferidas en verano. Y disfrutar de las vacaciones. Si eres de los que no pueden aparcar el deporte ni siquiera durante las vacaciones, hoy en correr.es te invitamos a conocer los principales efectos del calor sobre el organismo para que no te pille desprevenido.

water-1018808_640Efectos del calor en los runners

Las temperaturas y la climatología son dos de los factores que más afectan a los runners. Tanto con frío como con color. Hoy nos vamos a centrar en este segundo aspecto.

Disminuye la motivación

Correr con calor no es la sensación más agradable del mundo, sobre todo si vives o te encuentras en una zona especialmente calurosa. La mente reacciona a estos estímulos de una manera clara: mejor en casa a salvo del calor. Ése es uno de los principales efectos del calor en los deportistas: la disminución de la motivación y las ganas de salir a correr.

Disminuye el rendimiento

Con temperaturas frías, nos abrigamos al salir a correr y una empezamos a sudar, la sensación de frío disminuye rápidamente. Con altas temperaturas, las reservas de glucógeno que almacena nuestro cuerpo bajan y nos quedamos más rápidamente sin energía que en climas menos cálidos. En resumen, el cuerpo se cansa antes.

Cansancio mental

La sensación de calor no solo afecta al cuerpo sino también a la mente. De esta forma, se genera un cansancio mental difícil de superar y que hace que disminuya la predisposición a practicar deporte.

Mayor riesgo de sufrir trastornos

Las altas temperaturas pueden provocar importantes cambios en el funcionamiento del organismo. En verano, el riesgo de sufrir dolores de cabeza, calambres en los músculos, desmayos y, en el mayor riesgo, sufrir un golpe de calor. Es mucho más frecuente. La deshidratación es el principal peligro al que nos enfrentamos y para evitarlo hay un consejo básico: beber agua. Y beber mucha agua.

Si los efectos del calor no te asustan para salir a correr, es importante que no olvides estos consejos básicos: beber agua de forma continua para hidratarte correctamente y no salir a correr cuando más calor haga. Lo mejor, hacerlo al principio o final del día.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies