¿Dudas al correr?

Cuando nos comprometemos, bien con nosotros mismos o con otras personas, a realizar un objetivo, por mucho que nos entrenemos y sepamos que llegaremos en una forma óptima, nos surge la típica duda ante lo desconocido. Por eso hoy vamos a intentar de dar unas pautas para no sufrir esta incertidumbre.

Derechos de foto de Fotolia lucha por tu objetivo

Derechos de foto de Fotolia lucha por tu objetivo

Al principio, todo es maravilloso, nos proponemos entrenar a diario, respetando alimentación, los estiramientos, e incluso el descanso. Creemos que seremos el corredor ejemplar, llegando el día en que nos coronemos, mostrando a todo el mundo la gesta que hemos conseguido.

Cuando hemos conseguido avanzar en el tiempo, y todavía no nos entran signos de flaqueza, en muchas ocasiones, nos surge la duda, si seremos capaces de seguir con la rutina nueva de entrenamiento que hemos ido creándonos, y si cabe lo más importante, si seremos capaces de llegar al día de la carrera, en que demostremos lo que hemos entrenado.

Para responder a esta duda, que todos, alguna vez no hemos planteado, podemos recurrir a los siguientes aspectos:

• Constancia: al principio, la disciplina para elaborar esa constancia, es uno de los factores que más dificultad nos presenta. Debemos plantearnos, que si hasta ahora hemos conseguido mantener esa constancia, por qué no seguir con ella.

La constancia, hay que trabajarla, a todos los corredores, incluyendo a los de elite, nos apetece, sobre todo en invierno, quedarnos en casa disfrutando del calor, pero para ello debemos de vencer a la apatía, visualizando por qué luchamos a diario.

Todos los días nos levantamos, para ir al trabajo, o para hacer nuestras obligaciones diarias, entonces ¿por qué no seguir luchando?

• Perseverancia: no todos los días nos saldrá un entrenamiento perfecto, habrá en lo que sintamos sensaciones extrañas y nos surja la duda de querer continuar.

El deporte, y máxime el mundo de correr, se trata de una camino largo y costoso. Un corredor profesional no se transforma del día a la noche, para llegar a la cumbre ha tenido que luchar duramente durante mucho tiempo. Correr se trata de un deporte en el que los progresos se ven reflejados lentamente, pudiendo compararlo como el trabajo de las hormigas, que lo realizan inapreciablemente, pero de una forma constante sin caer en la desidia.

• Confianza: no es bueno encontrarse pletórico de confianza, así como no creer en uno mismo. Piensa que si otros lo han conseguido, tú no vas a ser menos, pelea por lo que otros lucharon anteriormente, no viniéndote abajo.

Estos son los tres pilares básicos para creer en uno mismo, ahora solo tienes que calzarte las zapatillas y salir a luchar y a disfrutar por lo que tanto quieres.

Apuntate y aprende

Si quieres participar en el próximo curso a distancia, debes de darte prisa, tan solo quedan unos días y las plazas se agotan. ¡Te espero!

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies