Dolor de rodilla al correr: un mal a evitar

Sentir dolor de rodilla al correr es una de las peores sensaciones que un deportista puede experimentar en su vida. Una sensación incómoda que puede derivar en una simple molestia o en una lesión más grave para la que hay que estar preparado e intentar evitar a toda costa. De eso precisamente hablamos en el día de hoy.

La posibilidad de sufrir alguna lesión es uno de los mayores impedimentos a la hora de salir a correr para algunas personas. Aunque es cierto que el riesgo cero no existe, sí se puede tratar de minimizar esa posibilidad de lesión para no perderse el placer de hacer deporte.  La rodilla es fundamental para la práctica del running así que hay que saber cuidarla correctamente.

24193835xlygm5c6

Causas del dolor de rodilla al correr

Aunque sufrir dolor de rodilla al correr es algo más propio de corredores principiantes, nadie está exento de sufrirlo en algún momento. A continuación, repasamos los factores más comunes que provocan su aparición.

- Zapatillas en mal estado. Como hemos comentado en alguna ocasión anterior, las zapatillas running son fundamentales a la hora de proteger las piernas de sufrir alguna de las lesiones más típicas en los runners. En el caso del dolor de rodilla al correr, una de las causas más comunes es correr con unas zapatillas viejas o desgastadas que han perdido gran parte de su capacidad de amortiguación.

- Correr demasiado. Otra de las posibles causas de la aparición de dolor de rodilla al correr es entrenar demasiado. El cuerpo se desgasta cuánto mayor es el esfuerzo acumulado y las rodillas soportan una gran parte de ese esfuerzo. Si no se está acostumbrado a correr una gran cantidad de kilómetros, hacerlo de un día para otro es casi una garantía de sufrir dolor en la rodilla.

- Incremento de peso. Si te has relajado y cogido algún kilo de más o estás empezando a correr para perder peso, el dolor de rodilla la correr puede ser habitual al principio. Por esa razón, se recomienda ir corriendo aumentando el esfuerzo de forma progresiva.

Cómo es el tratamiento

Cuando se sufre dolor de rodilla al correr, la solución es parar de correr para no seguir sobrecargando las rodillas y empeorar la lesión. Una manifestación clara y evidente de ese dolor es que la rodilla se inflama. Para conseguir baja esa inflamación, existen varias alternativas. La clásica y sencilla es aplicar hielo a la zona afectada (como habrás comprobado en multitud de deportes). Otra solución sencilla es ingerir antiinflamatorios o recurrir al masaje.

Si el dolor persiste, la mejor opción es acudir a un especialista que pueda orientarte y superar la dolencia.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies