Dieta runner y competición

Una vez pasadas las Navidades sus habituales excesos, es el momento de seguir con nuestro entrenamiento habitual y seguir mejorando nuestra forma física. Si tenemos en mente participar en algún tipo de carrera o evento, es importante conocer cómo tiene que ser nuestra dieta runner para poner a punto nuestro organismo.

Un buen entrenamiento no es solo ponerse a correr o hacer ejercicio. Debe ser un plan integral donde la alimentación y la motivación son elementos fundamentales para el éxito de nuestro rendimiento. La motivación solo depende de nosotros: es una cuestión estrictamente mental. Y la alimentación también depende de nosotros y del conocimiento para seguir la dieta que mejor se adapte a nuestro entrenamiento.

Desde correr.es te recomendamos cómo tiene que ser una dieta running completa y eficaz para que nuestro cuerpo responda más y mejor a las exigencias del entrenamiento.

sandwich-148023_640

Características de una buena dieta runner

Dieta equilibrada

La alimentación de cualquier persona debe ser equilibrada pero una persona que sea deportista tiene unas necesidades alimenticias diferentes a las de otras personas que hagan poco ejercicio o tengan un estilo de vida más sedentario. Hay que comer de todo con especial énfasis en carbohidratos, alimentos ricos en proteínas, vegetales y, por supuesto, fruta.

Carbohidratos

Si queremos estar en forma y prepararnos para una carrera o competición, la dieta runner debe ser abundante en carbohidratos porque contribuyen a mejorar nuestro rendimiento deportivo gracias a hacer que la sangre sea menos espesa. La pasta y el arroz deben formar parte de tu dieta habitual (recuerda como los ciclistas las consumen en las carreras). Se recomienda que los carbohidratos ocupen alrededor del 50% de la energía que consumimos al alimentarnos.

Alimentos ricos en proteínas

Las proteínas nos ayudan a fortalecer nuestro organismo y hacerlo más apto para que nuestro cuerpo rinda al máximo nivel y su consumo debe ir en proporción al esfuerzo realizado. Los huevos, el pollo o el pescado (especialmente el salmón) deben ser incluidos en la dieta runner de forma habitual siempre que no tengamos problemas con nuestro colesterol. Las proteínas sirven para evitar lesiones musculares y compensar el esfuerzo hecho.

Bebida

El agua es un elemento fundamental en nuestro día a día. Para todos. Para un deportista, más importante todavía. Antes y después de cada entrenamiento, debemos beber agua para que nuestro cuerpo no sufra deshidratación y pueda rendir al máximo sin caer en un cansancio excesivo. Por otro lado, si queremos acelerar nuestra recuperación, tenemos la posibilidad de ingerir alguna bebida isotónica.

Disminuir las grasas

No hay que hacer caso a los radicales que propugnan que no hay que consumir ningún tipo de grasas. No es cierto. Lo que sí es cierto es que debemos procurar reducir su consumo si queremos aumentar nuestro rendimiento deportivo. Las grasas contienen importantes vitaminas y garantizan un buen funcionamiento de nuestro sistema nervioso. Si ni tuviéramos ninguna reserva de grasas en nuestro organismo podríamos entrar en un proceso de fatiga continua al no poder reponer el cuerpo el consumo de energía realizado. Por tanto no tienes por qué prescindir del atún, los frutos secos o el aceite. Su proporción ideal en la alimentación debería ser alrededor del 30%

Frutos secos

Los frutos secos son un complemento ideal para una dieta runner. Entre sus beneficios destacamos que ayuda a mantener en buen estado nuestro corazón y reducir el colesterol. Aportan una gran variedad de vitaminas necesarias para recuperar el vigor de nuestro cuerpo.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies