¿Sabes como entrenar los días de rodaje?

Seguramente, tanto si has preparado un maratón o lo están preparando, como si lo que quieres es ver cumplido tu sueño como corredor en realidad, hayas escuchado el término “tirada larga”. Vamos a tratas de analizar que conceptos debemos entrenar en esta sesión de entrenamiento y como afrontarla.

Derechos de foto de Fotolia. Entrena la hidratación en las tiradas largas

Derechos de foto de Fotolia. Entrena la hidratación en las tiradas largas

Muchos corredores dedican los fines de semana para salir a entrenar algo más de distancia de lo que vienen entrenando durante el resto de la semana, para intentar conseguir que el cuerpo se vaya adaptando progresivamente a la distancia objetivo.

Este tipo de entrenamiento debe ser progresivo e ir aumentando semanalmente la distancia durante tres semanas consecutivas y a la cuarta reducirla, con el objetivo de buscar el “principio de supercompensación”, cuyo propósito es que lleguemos en plenas facultades físicas al gran día de nuestra carrera.

Las sesiones de tiradas largas no debemos introducirlas sin antes haber preparado nuestro cuerpo con otros tipos de sesiones, además no deberemos nunca intentar recuperar una sesión si cuando nos tocaba no hemos podido realizarla.

Durante los días de rodaje deberemos ser metódicos, en cuanto al procedimiento de realizar el entrenamiento, siguiendo siempre el mismo orden cronológico.

• Equipación: deberemos escoger una ropa cómoda, liviana y que usaremos el día de la carrera, con el objetivo de probar si nos hacen rozaduras o incluso si transpira correctamente. Recuerda que no correr para sufrir, debes ir cómodo.

Al tratarse de un entrenamiento, observaremos si la equitación es la correcta, así como si el calzado nos queda debidamente ajustado.

• Calentamiento: no deberemos confundir el calentamiento con el estiramiento, pues este último deberemos realizarlo con el músculo en caliente, del modo contrario correremos el peligro de lesionarnos.

Deberemos comenzar con un trote suave para ir aumentándolo de forma progresiva hasta el deseado.

• Ritmo objetivo: después de realizar durante los primeros kilómetros a modo de calentamiento iremos aumentando progresivamente el ritmo hasta alcanzar la velocidad de paso por kilómetro deseada, debiendo ser de media unos 15 segundos por encima de nuestro propósito.

Afianzar un entrenamiento sólido que nos desenvolvamos correctamente a un ritmo es el objetivo principal para superar nuestras expectativas.

• Alimentación: aprovecharemos este tipo de entrenamiento como si de una carrera se tratara, probaremos con la alimentación, en caso de un maratón o medio maratón, como los geles energéticos y para acostumbrarnos a beber en movimiento.

• Vuelta a la calma:
los últimos kilómetros los dedicaremos para bajar las pulsaciones progresivamente, para adaptar de nuevo al cuerpo a la normalidad. De esta forma evitaremos posibles colapsos a nivel cardiaco por detenernos de golpe.

Este es el procedimiento que deberemos seguir para disfrutar de las sesiones de rodaje ¿Cómo entrenas la tiradas largas?

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies