Diario de un corredor

Cuando comenzamos a correr, como práctica deportiva habitual, la mayoría de las personas no nos planteamos, ir apuntando en una libreta u ordenador, sensaciones, ritmos, temperatura, alimentación y otros muchos factores, para ir controlando los progresos que vamos consiguiendo, cuando realizamos un plan de entrenamiento. La gran mayoría, no realiza un programa de entrenamiento, acorde con el propósito a realizar, tan solo comienza a correr por correr, en función de nuestro cansancio. Nos iniciamos en este mundillo de una forma una tanto anárquica, que con el paso del tiempo nos vamos dando cuenta de nuestros errores una vez hemos tropezado varias veces en la misma piedra.

Diario de un corredor

Diario de un corredor

Con el paso del tiempo nos vamos volviendo un poco más ordenados, en cuanto a nuestros entrenamientos y alimentación se refiere, conforme adquirimos más experiencia y disfrutamos de lo que hacemos, proponiéndonos nuevos retos que nos hacen que nos lo tomemos con mayor constancia, debiendo llevar un control de nuestros entrenamientos, alimentos que nos sientan bien e incluso ritmos, debiendo apuntar unos conceptos fundamentales que nos permitirán conocer nuestro metabolismo mucho mejor.

Chequeo médico: al principio de nuestra temporada debemos realizar un análisis de sangre para mirar como nos encontramos, llegando a realizar incluso una prueba de esfuerzo, que nos ayudará para medir nuestras constantes máximas y mínimas, para entrenar con corrección

Frecuencia cardiaca: no debemos pasar el 75% de nuestras pulsaciones máximas, durante en el entrenamiento.

Temperatura: no es lo mismo entrenar con frío a entrenar con calor, las sensaciones corporales e incluso las constantes son diferentes, al menos hasta que nos acostumbremos.

Realizar un plan de entrenamiento: acorde con nuestros propósitos. No es lo mismo entrenar una carrera de 10 kilómetros a un ultramaratón.

Sensaciones: debemos anotar como nos encontramos en nuestro entrenamiento, para averiguar las causas de los días que nos encontramos mal para encontrar una rápida solución.

Alimentación e hidratación: si apuntamos lo que comemos durante el día sabremos que alimentos nos sentarán correctamente proporcionándonos energía durante el entrenamiento. No sienta igual la comida a todas las personas. También debemos probar que forma de hidratación es la idónea para nosotros.

Altimetría: debemos apuntar las cuestas y dureza del terreno.

Al menos estos puntos son los que debemos vigilar durante la temporada de entrenamientos, que nos ayudarán a cruzar la meta en unas condiciones optimas, disfrutando cada metro de nuestro objetivo y compartir nuestro éxito.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies