Descubre la nueva tendencia: el Chi running

El running no tiene por qué parecerte difícil o duro a la hora de practicarlo. Si no lo practicas por miedo a hacerte daño, entonces el problema no es el running, sino la forma en la que lo realizas.

 

¿Quieres saber la solución? ¡Te la explicamos a continuación!

 

¿Qué es el Chi Running?

 

El Chi Running es una nueva tendencia que se basa en el disfrute a la hora de correr. Busca eliminar los dolores y los sobreesfuerzos para lograr ser más eficiente en la carrera. Fue creada por Danny Dreyer un maratoniano con una larga experiencia como runner y entrenador de corredores. Ha escrito el best-seller llamado “El Correr Chi. Una manera revolucionaria de correr sin esfuerzo y sin lesiones”.

 

El truco de esta nueva técnica de carrera está en correr de forma relajada reduciendo el sobreesfuerzo y evitando lesionarse.

 

Esta tendencia está basada en el Tai Chi, un arte marcial chino que busca generar energía vital, llamada Chi, y hacer que fluya por todo el cuerpo, para alcanzar un equilibrio mental y corporal.

¿Qué significa que esté basado en el Tai Chi? Incorpora los movimientos de este arte marcial a la hora de correr, haciendo que el/la corredor/a sean más conscientes de los movimientos de su cuerpo haciendo que ahorre energía y minimizando el impacto, para prevenir futuras lesiones a la hora de correr.

 

En definitiva, el Chi Running se basa en el balance de cuerpo y mente a la hora de correr.

 

¿Quieres conocer los múltiples beneficios de esta técnica? Sigue leyendo.

Beneficios Chi Running

 

Aparte de los beneficios del running ordinario, el Chi Running tiene las siguientes ventajas:

 

  • Trabajar el centro de gravedad: mediante una buena postura puedes conseguir mantener la cadera más baja, lo que ayuda a no fatigarse tanto y a no provocar microtraumatismos durante la carrera.
  • Aumentar el número de zancadas por minuto: de acuerdo con lo mencionado anteriormente, cuanto más baja posiciones tu cadera, menores serán tus pasos, lo que lleva a un mayor número de zancadas por minuto. Con zancadas más cortas, el centro de gravedad se mantendrá estable y la carrera será más efectiva.
  • Músculos relajados: como en la mayoría de prácticas deportivas, mantener los músculos relajados es una de las claves para desarrollar bien la actividad. Si tus músculos están demasiado tensos, tendrás muchas más probabilidades de lesionarte.
  • Disminución de lesiones y del esfuerzo: como ya te hemos explicado, el Chi Running está pensado para reducir los esfuerzos a la hora de practicar la actividad, así como futuras lesiones que puedan surgir del mal desarrollo de la técnica.
  • Aumento de resistencia y velocidad: las zancadas más cortas y la posición del centro de gravedad más bajo hacen que el esfuerzo se minimice. Por otra parte, cuanto menor sea la distancia recorrida en cada paso, mayor será la velocidad de la zancada.

 

Ya conoces los distintos beneficios que conlleva practicar este tipo de deporte. A continuación, te contamos algunos tips para una buena práctica del Chi Running.

 

Tips del Chi Running

 

  1. Marcar los ritmos de la respiración: tienes tomar el máximo oxígeno posible en cada inhalación. Esto te ayudará a reducir la sensación de ahogo durante la carrera. Cuanto menores sean las respiraciones, más cantidad de oxígeno te pedirá el cuerpo, con lo cual la sensación de ahogo y cansancio será mayor.
  2. Pasos cortos, por debajo del centro de gravedad: tienes que colocar las cadera baja, para que tu centro de gravedad baje y puedas realizar zancadas más cortas pero más efectivas. El objetivo es correr de forma armoniosa y equilibrada.
  3. Relajar los músculos: el propio Dreyer afirmó: “Cuando los músculos están relajados, el oxígeno que circula por la sangre puede entrar más fácilmente a las células. Si hay estrés en los músculos, es difícil moverlos y hay más cansancio. Los corredores se olvidan de respirar a fondo y esto hace que se cansen más rápido. Cuanto más oxígeno ingiere el cuerpo, más eficiente será el ejercicio".
  4. Trabajar la mente: en esta técnica, no solo es importante la forma de ejecutar los movimientos del cuerpo, la mente juega un papel muy importante también. Tienes que mantener la mente relajada, sin pensar en acabar cuanto antes la actividad. De lo único que tienes que preocuparte al correr es de disfrutar.   
  5. Emplear mínimos gestos energéticos: con movimientos armoniosos y zancadas cortas, conseguirás un mínimo gasto energético. Cuanta menos energía consumas, menos te cansarás durante la actividad.
  6. Intentar conversar durante la carrera: con este tip no queremos decirte que tengas que estar de charla durante la actividad, pero sí que compruebes si jadeas cuando intentas hablar. Una buena señal de que la carrera la estás practicando bien, es hablar sin jadear.
  7. Tocar el suelo con la parte media del pie: si esta parte del pie es la primera en tocar el suelo no opondrás resistencia al apoyar y reducirás el impacto sobre las articulaciones.

 

¿Te animas a practicar el Chi Running?

 

¡Contacta con nosotros si deseas más información!

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies