¿Sabes descansar despues de correr?

Los corredores cuando nos proponemos un objetivo, no paramos hasta alcanzarlo, es una afirmación cierta que se podría generalizar, ¿pero en realidad hacemos lo correcto? Sencillamente tendríamos que preguntarnos si seguimos el programa semanal de entrenamientos, estoy convencido que no, solemos saltarnos el día que nos viene marcado como "descanso".

Captura de electroestimulador de www.fitnessdigital.com

Captura de electroestimulador de www.fitnessdigital.com

Cuando a un corredor le preguntan cuál es peor día de la semana, nos suele contestar el día que no entrena, pues bien, se sabe que es difícil afrontar la falta de entrenamiento, pero más difícil sería caer en una lesión por no descansar y no asimilar los entrenamientos.

Debemos mentalizarnos que el descanso es parte del plan que llevamos para conseguir nuestros objetivos, por lo que intentaremos disfrutar de él como si fuera un día más, momento en que nos daremos cuenta que existen diferentes tipos de descanso.

• Descanso activo: en el podremos realizar otro tipo de actividades deportivas que no tengan impacto sobre las articulaciones, que normalmente usamos, como las rodillas. Para este tipo de descanso es aconsejable realizar bicicleta u otros deportes complementarios a correr, que nos ayuden a sobrellevar el día que no corremos, además de tonificar la musculatura.

Es muy aconsejable, al menos una vez en semana, practicar este tipo de descanso, que nos ayudará asimilar correctamente el entrenamiento de días atrás.

Dentro del descanso activo existen aparatos de electroestimulación que nos proporcionan pequeñas descargas eléctricas ayudando acelerar la recuperación muscular.

Existen diferentes teorías sobre este tipo de descanso, la más común nos certifica que es mucho más eficiente el descanso activo que el descanso completo para una competición de alto nivel. Sinceramente, soy de los que opinan que en el medio está la virtud, pues nuestro cuerpo también necesita el descanso completo.

• Descanso total: sin duda, se trata del más duro y complicado para el deportista, pues no se debe realizar ningún tipo de esfuerzo muscular. Normalmente se suele llevar a cabo cuando el fisioterapeuta somete al músculo a una sesión de descarga, debiendo estar sin hacer deporte al menos durante las siguientes 24 horas sin forzar., o incluso unos días antes o al finalizar nuestro objetivo principal.

Lo que se pretende conseguir, es dejar descansar completamente el músculo ayudando a su recuperación. Es muy idóneo para los días posteriores a una carrera de fondo o incluso mientras preparamos y al finalizar un ultramaratón

Ahora el que debes elegir el descanso eres tu, pero que no se te olvide que sin descanso no hay tiempo para pelear por el éxito.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies