¿Correr es sinónimo de competición?

Muchas personas consideran que el deporte es sinónimo de competición por el simple hecho de buscar la superación de un tiempo o meta que se proponen ,dependiendo de su condición física en el momento de la prueba, buscando la comparación de retos o de tiempos con otras personas. Vamos a intentar razonar porque correr va mucho más allá de lo que la mera competición nos ofrece.

Derechos de imagen de Fotolia. Correr no es competir

Derechos de imagen de Fotolia. Correr no es competir

A lo largo de la vida nos surgen problemas o contratiempos que difícilmente podemos hacer frente sin ayuda, descanso o reflexión de cómo poder abordarlo, tanto de índole profesional, laboral, de amistad o incluso de salud.

Uno de los principales puntos que debemos plantearnos es el motivo de por qué corremos, llegando la mayoría de las veces a descubrir que lo hacemos porque nos gusta, nos ofrece una completa libertad tanto física como de pensamiento, razón fundamental para escapara de la exclavitud de un crono o meta, que en muchos casos no nos permite disfrutar de nuestro progreso como corredores ni escuchar nuestros propios pensamientos.

• Correr no es un cronómetro: independientemente del tiempo que realices, existen otros factores mucho más importantes que lo que marca el arco de la línea de meta.

Existen personas con problemas físicos, o incluso con otra condición distinta a los corredores que baten marcas continuamente, que disfrutan de cruzar la línea de llegada de cualquier carrera o entrenamiento.

El mismo Kilian Jornet dijo que en muchas carreras a pesar de haber ganado después de 15 horas corriendo, no estaba satisfecho con su competición, pero que al día siguiente podía observar como corredores populares lloraban de la alegría al cruzar la meta.

• La condición física no da la felicidad: correr más lento o más despacio no es lo importante, lo que realmente busca el corredor es disfrutar de cada zancada que permite su cuerpo desplazarse ya bien por el asfalto o por cualquier tipo de terreno, pudiendo saborear cada sensación y sentimiento.

• Si no puedes correr...disfruta: durante nuestra vida hay momentos que no podemos realizar la actividad física que nos gustaría, no te deprimas por ello, intenta disfrutar de los pequeños detalles que nos regala el día a día.

Correr se trata pues de un deporte que está abierto a todo el mundo, independientemente de su condición física, por lo que centrarse en la mera competición superando marcas que siempre son superables, no nos garantiza disfrutar, debiendo durante todo momento buscar la felicidad y la alegría que nos ofrece esta actividad. ¿Te centras en superar tus marca descuidando la diversión?

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies