¿Sabes por qué es bueno correr lento?

Muchos corredores piensan que corres como entrenas, la verdad es que razón no les falta, en cuanto a la constancia y perseverancia de querer conseguir los objetivos, no siendo así en cuanto a ritmos y velocidad se refiere. Vamos analizar por qué es bueno correr lento para ir más rápido.

Derechos de foto de Fotolia. Corre despacio para llegar lejos

Derechos de foto de Fotolia. Corre despacio para llegar lejos

Existe un alto riesgo de lesionarse si se entrena siempre a tope de nuestras posibilidades al no dejar recuperar nuestra fisiología, además de no diferenciar cuando se trata de un entrenamiento a una carrera donde buscamos la superación por la que tanto hemos luchado.

Podemos llegar a una serie de conclusiones para entrenar despacio y progresar, de esta manera rápidamente.

• Control de los ritmos:
a la hora de realizar una serie de tirada larga deberemos realizarla unos 15 segundos por kilómetro por encima de nuestro propósito realista de superación.

Cuando controlemos este ritmo podremos ir más rápido pero siempre y cuando nuestro cuerpo lo asimile rápidamente sin crear ningún riesgo , ni de sobreentrenamiento ni de lesión.

• Control de sensaciones y pulsaciones: muchos corredores, una vez que se conocen, al llevar muchos años corriendo, corren y entrenan por sensaciones. Otros muchos corredores, no tan experimentados, es muy aconsejable utilizar el pulsómetros, conociendo nuestro ritmo ideal de esfuerzo, sin sobrepasar nunca durante el entrenamiento rutinario entre el 62 y el 75% de nuestro máximo.

Cuando un día no sobrepasamos con la intensidad del entrenamiento, en la sesión siguiente, se nos complica superar los objetivos. La importancia del entrenamiento además de la constancia, radica también, en la superación de objetivos marcados con anterioridad. No tengas prisa por superarlos, disfruta de lo que haces.

Si entrenamos todos los días al 100%, nuestro cuerpo y mente asociarán el entrenamiento a sufrimiento, llegando aumentar nuestras pulsaciones, con el simple hecho de calzarnos las zapatillas.

• Evita el sobreentrenamiento:
al entrenar a tope corremos el riego de sebreentrenarnos, llegando a producirnos lesiones tanto físicas como fisiológicas.

El sobreentrenamiento, es fácilmente reconocible, porque al levantarnos por la mañana, nos elevan las pulsaciones normales nuestras, sin haber realizado ningún esfuerzo, notamos que nos encontramos cansados y con una muy dudable recuperación entre entrenamientos, pudiendo producirnos lesiones, separándonos de nuestro objetivo durante varias semanas o incluso meses.

Es tan malo entrenar a tope como no entrenar, por eso debes ser comedido, objetivo y realista con tus entrenamientos.

Apuntate y aprende

Si quieres saber cómo debes entrenar, no debes desaprovechar esta oportunidad de apuntarte al II Curso para Runners a distancia. ¡Te espero!

1 comment

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies