Correr en terrenos inclinados

Entrenar en cuesta fortalece las piernasEn todos los casos, el movimiento del organismo implica que el cuidado de los diferentes músculos implicados en la carrera sea una responsabilidad del deportista. El corredor, encuentra en la selección del terreno donde desarrollará la actividad, un espacio apropiado donde además el cuidado del organismo deber ser una prioridad.

Es una realidad que la selección del terreno para esta actividad es de suma importancia, pero además es igual de importante reconocer que no solamente el contexto y la motivación intervienen en la apropiada elección de la superficie donde se correrá. Los factores psicológicos y las emociones repercuten en el rendimiento del deportista y en las variantes que muchas veces para llevar adelante su entrenamiento.

Correr siempre ayuda

Correr es una actividad que aporta grandes beneficios y además se desarrolla mayormente en contextos urbanos. En relación con las emociones del corredor, debemos tener en cuenta que la repetición del mismo ámbito de entrenamiento muchas veces repercute en una disminución de la motivación del deportista. Del mismo modo que en cualquier contexto la visualización de los mismos elementos cotidianamente incurren en el aburrimiento de cualquier profesión.

Es por esta razón que muchos corredores deciden realizar cambios de circuitos y de superficies. Correr siempre en terrenos planos puede llegar a ser desmotivante, de este modo numerosos deportistas eligen realizar parte de sus entrenamientos en terrenos inclinados donde se observa un nuevo contexto, y un esfuerzo diferente a lo que se realiza todos los días.

Terreno inclinado

Al correr superficies inclinadas se debe tener en cuenta el cuidado de las articulaciones inferiores, y en diferentes repercusiones que pueden ocurrir cuando el físico de la atleta se encuentra cansado. Una de las recomendaciones de los especialistas se relaciona con la dirección de la mirada cuando se realice la actividad en superficies inclinadas, donde se debe evitar mirar la punta de los pies y de este modo intentar conservar una postura donde la columna vertebral se encuentra erigida.

El terreno inclinado aporta además un fortalecimiento en los miembros inferiores que muchas veces no se consigue desarrollando la actividad cotidiana en superficies planas.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies