Correr en baloncesto

El básquet es un deporte donde se complementan los sentidos, se muestran grandes destrezas con el cuerpo, saltos maravillosos, carreras cortas de atletas entrenados, un deporte donde muchos afirman se despliega magia.

En cuanto al posible desgaste físico, sólo deberíamos afirmar algunos cuidados:el básquet es un juego de competición donde se corre sobre una superficie dura durante más de una hora, es decir, que nuestras extremidades reciben un gran impacto en el movimiento. Como es sabido, correr en superficies duras provoca un estrés importante a largo plazo en las articulaciones inferiores. Por esta razón en este deporte es necesario tener cuidados especiales para no sufrir lesiones de rodillas (inestabilidad), periartritis de hombro, lesiones varias de los dedos de la mano y las muy comunes e importantes lesiones de tobillo.

Las lesiones de rodilla son frecuentes en jugadores de baloncesto de todo el mundo; los daños en meniscos y ligamentos son los más comunes. El impacto que provoca el salto, además del rutinario rebote contra la superficie dura, son algunas de las causas responsables de este tipo de lesiones. Es importante para un jugador, además de realizar un muy buen precalentamiento, nunca descuidar los ejercicios de estiramiento antes y después de la actividad dura en el campo de juego.

Los cambios de velocidad, saltos y giros exigen al deportista de esta disciplina la utilización de un calzado acorde a tal exigencia. Las zapatillas de basket tienen características de protección de tobillos, y los modelos actuales complementan cámaras de aire con distintos tipos de telas para contener la amortiguación.

Hombros y manos

Las lesiones de los miembros superiores responden principalmente a malas caídas, saltos donde los hombros realizan un esfuerzo mayor al ejercitado, y las malas posiciones de las manos. Al tener las manos abiertas en la carrera para estar atento al blanco de la pelota, muchas veces se producen lesiones menores, producto del impacto de la punta de los dedos con la pelota. Si bien esta situación es dolorosa, en la mayor parte de los casos no presentan mayores consecuencias que un momento de contención de lágrimas. Sin embargo, en las caídas y saltos contra el cesto o buscando rebotes, las muñecas son las principales victimas de lesiones, ya que pueden sufrir desde una dobladura hasta una quebradura.

Tobillos

Los tobillos en el juego reciben una protección extra además del calzado especial. Vendarse es una práctica común en todos los deportistas que juegan al baloncesto. Los tobillos reciben el impacto de la carrera, los giros, saltos y caídas; sin lugar a dudas merecen un cuidado adicional. En los entrenamientos, muchos jugadores reciben planes diferenciados para fortalecer con tareas de gimnasio y saltos dirigidos la zona de los pies.

1 comment

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies