Correr descalzo

Abebe Bikila fue campeón olímpico corriendo descalzo

Abebe Bikila fue campeón olímpico corriendo descalzo

Muchos corredores se preocupan por conseguir las zapatillas de última generación para mejorar su desempeño, pero un nuevo estudio demostró que correr calzado no es ventaja sobre alguien descalzo, sino que también favorece las lesiones. Con esto no se quiere decir que el uso de zapatillas sea incorrecto, eso dependerá de la comodidad y gusto de cada corredor.

Incluso en hay atletas de renombre internacional que han competido con éxito corriendo descalzos, entre ellos podemos mencionar a Zola Budd-Pieterse, de Sudáfrica, y Abebe Bikila, de Etiopía. Ellos demostraron que correr descalzo en eventos de larga duración no es una barrera para el rendimiento.

El estudio realizado por científicos australianos acerca del correr descalzo inició con la curiosidad de uno al notar una alta proporción de los corredores de carreras de cross country en Queensland, Australia, que competían descalzos y luego publicaron los resultados en la revista Medline, SportDiscus.

La investigación se basó en la frecuencia y los mecanismos de lesiones agudas y crónicas en poblaciones que utilizaban y que no utilizaban zapatillas, y sobre el costo energético de la carrera con y sin zapatillas.

Riesgos del calzado

Los investigadores aseguraron que correr con calzado parece incrementar el riesgo de torceduras de tobillos, tanto por medio de la disminución de la percepción de la posición del pie, así como por el incremento el toque de giro sobre el tobillo durante un tropiezo.

Es por eso que concluyeron que correr con zapatillas durante mucho tiempo (años de rutinas corriendo) incrementa el riesgo de fascitis plantar u otras lesiones crónicas de la extremidad inferior por medio de la modificación de la transferencia del impacto hacia los músculos y a las estructuras de soporte.

Uno de los beneficios de correr sin calzado es que optimiza el consumo de oxígeno en un 17 por ciento, según los especialistas, el rendimiento en carreras competitivas podría mejorar por una cantidad similar.

A pesar de los beneficios de correr descalzo y los riesgos de correr con él, cada día más corredores eligen usar calzado. La preocupación por las heridas punzantes o cortantes, el daño producido por la temperatura y las lesiones por sobre uso durante el período de adaptación son las razones más comunes por las que los corredores usan zapatillas.

Por eso es importante que cuando se corre sobre determinados caminos, en condiciones climáticas extremas y con ciertas patologías de la extremidad inferior se use el calzado adecuado, pues en esas circunstancias las zapatillas cumplen un rol protector.

El inicio

Unos 30 minutos diarios de correr sin calzado es un punto de partida recomendable para permitir un engrosamiento de la piel de la planta de los pies y la adaptación de los músculos y ligamentos. Es importante ir paso a paso, es decir, comenzar caminando y entonces cuando ya se sienta cómodo con ello, pase a trotar, incrementando gradualmente la intensidad y la duración.

Luego de unas tres o cuatro semanas, la piel de la planta de los pies se volverá más robusta y eso le permitirá correr descalzo durante períodos más largos y a mayores velocidades. Es importante realizar ejercicios progresivos de fortalecimiento para el pie y el tobillo, incluyendo inversiones del pie, flexión de los dedos, y caminar en puntas de pie, todo esto con el fin de facilitar la adaptación.

Otro ejercicio que colabora con la adaptación a correr descalzo es la locomoción sin calzado sobre superficies desparejas, ya que también proporciona una mayor retroalimentación sensorial a través de las plantas de los pies.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies