¿Sabes correr con viento?

A lo largo del año nos encontramos con días que hace viento y a pesar de ello salimos a entrenar, intentando disfrutar de los entrenamientos diarios, ¿pero en realidad sabemos como correr cuando el mayor enemigo es el aire? Hoy vamos a analizar y a ver unos consejos fundamentales para correr en estas condiciones climatológicas.

Dereechos de foto de Fotolia correr con viento

Dereechos de foto de Fotolia correr con viento

Antes de comenzar a entrenar, con este tipo de condiciones climatológicas, debemos tener muy presente, que el entrenamiento no debe estar basado en el tiempo, más bien todo lo contrario, debemos centrar en las sensaciones y mejorar en fuerza y en resistencia. Cuando realizamos un entrenamiento en estas condiciones nos supone una pérdida de tiempo aproximada que suele girar en torno al 2%, dependiendo de la intensidad del viento.

• Día de rodaje suave: en estos días debes olvidarte de series y prgresiones, tan solo debes centrarte en correr a ritmo suave, venciendo la fuerza opositora del viento. Con este tipo de sesión fortalecerás la mente, puesto que el viento es un elemento importande eque influye negativamente en la psicología del corredor.

• Entrena la fuerza: al viento le podemos considerar como un alidado perfecto, si nos centramos en el entrenamiento para conseguir trabajar la fuerza, al oponerse a nuestro movimiento de forma continua, notando un trabajo adicional en la musculatura.

• El viento de cara: al principio debemos buscar que el viento sea la fuerza opositora, no al revés, debemos comenzar siempre con el viento de cara, al estar más frescos, muscularmente, sobre todo en los días fríos puesto que sinos encontramos con aire frío al regreso, o en la parte final del entrenamiento, este viento podría robarnos el calor acumulado en nuestro cuerpo lleno de sudor, con el riesgo de enfriamientoe incluso producirnos una hipotermia.

• El viento de espaldas: no te fies nunca cuando el aire sople de espaldas, el deseo de querer aumentar el ritmo aprovechando el impulso puede llegar a ser peligroso al descuidar el impacto de la zancada contra el suelo.

Cuando nos veamos en este tipo de circunstancias no deberemos intentar recuperar el tiempo perdido, lo que deberemos intentar es entrenar la técnica de carrera, alargando la zancada, intentando no pisar de talón y mejorando la cadencia.

• Olvidate de pulsómetro: estos días son propicios para correr por sensaciones, intenado disfrutar del momento de libertad y de felicidad que sientes por el hecho de correr.

Estas son mis recomendaciones para correr con frío ¿Cuáles son las tuyas?

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies