¿Quieres correr mucha distancia sin entrenar muchos kilómetros?

Enfrentarte a un maratón, o a una carrera de larga distancia, es un gran reto, que debeos ser conscientes del sacrificio que ello conlleva. La verdadera carrera comienza a partir del momento que somos conscientes del objetivo que nos vamos a enfrentar. Los duro de la carrera no es el día de la prueba, sino todos los meses anteriores que hemos sido capaces de superar con constancia y espíritu de superación.

Captura de www.zonacardio.com

Captura de www.zonacardio.com

Existen diferentes formas de plantearse el entrenamiento de un maratón. Hay personas que son partidarias de introducir mucha distancia en cada sesión de entrenamiento, mientras que otras prefieren cargar el cansancio y fatiga entre sesiones, corriendo menos distancia. Personalmente soy partidario de la expresión “en el término medio está la virtud”. Por ello vamos a tratar unos conceptos claves para introducir en tu preparación.

• Constancia:
debes salir a entrenar todos los días que tengas marcados en tu plan de entrenamiento, que debes realizar solamente para ti. Recuerda que si físicamente no somos iguales por qué debemos conformarnos con un entrenamiento genérico.

Si una sesión no has podido realizarla, por diferentes obligaciones, compromisos o motivos de salud, no intentes recuperarla, pues lo único que conseguirás será el efecto contrario al deseado.

• Acumular fatiga:
el secreto de una carrera de larga distancia, radica en el cansancio que deberá afrontar tu cuerpo a partir de cierto kilometraje, para ello deberás realizar sesiones de calidad.

Intenta comenzar el entrenamiento del día, como si ayer no hubieras realizado otro. De esta manera acostumbrarás al cuerpo a la fatiga muscular. Trata cada entrenamiento con la misma importancia que todos los anteriores.

• Recuperación: no todos los entrenamientos se pueden realizar al 100%, lo idóneo es siempre realizarlos al 75% de nuestra capacidad, excepto los días que tengamos marcados como pruebas para valorar nuestra progresión.

Después de una carrera o de un día de prueba, debemos recuperar al menos durante los dos siguientes siempre y cuando la carrera no haya superado la mitad de la distancia por la que estamos entrenando.

• Líbrate de lesiones: con este tipo de entrenamiento de aumentar la fatiga muscular pero correr menos distancia, evitaremos más números de impactos que provoca correr.

Debemos ser muy conscientes, que para realizar un entrenamiento fuerte deberemos calentar muy bien antes y estirar correctamente después de haber realizado la vuelta a la calma.

Apuntate y aprende

Si quieres aprender más sobre los diferentes tipos de entrenamientos que existen, aprovecha la oportunidad de asistir al “Curso para runners” que hemos preparado para ti, el próximo día 02 de febrero en Madrid a un precio inmejorable.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies