Cómo respirar al correr: la ciencia detrás de las técnicas

Ir a correr es una actividad básica, pero la mayoría de nosotros podemos mejorar nuestra técnica deportiva y también nuestras dietas para darnos más energía. Mucha gente no sabe exactamente cómo respirar al correr, y aquí te damos las últimas novedades para garantizar que recibas suficiente oxígeno para correr con fuerza y una larga distancia.

Cómo respirar al correr: la ciencia detrás de las técnicas

Cómo respirar al correr: la ciencia detrás de las técnicas

La respiración mientras corres es fundamental para cambiar el dióxido de carbono por oxígeno. Puedes tomar aire hasta aproximadamente 50 veces cada minuto mientras corres y por eso quieres hacerlo de una manera práctica.

¿Hay una manera correcta para respirar al correr?

Para garantizar la facilidad al respirar, hay que respirar por la boca porque hay menos resistencia que por los agujeros de la nariz. Aunque cuando aumentas la actividad física e inhalas y exhalas usando tanto la boca que la nariz (una investigación en la Universidad de Arizona ha demostrado exactamente esto) no es necesariamente la mejor manera y podemos usar nuestros músculos para respirar solo por la boca. Sin embargo, por lo menos al principio, hay que poner nuestra atención en la respiración.

¿Se puede practicar y mejorar el modo de cómo respirar al correr?

Se puede hacer entrenamiento para mejorar la respiración y aprovechar, literalmente, cada inhalación que tomes.  El objetivo del entrenamiento es que respiras profundamente y sincronizas la respiración con el movimiento de tu cuerpo.

La idea es que tomas aire cuando tu pie pise en el suelo porque en ese momento la diafragma se tira hacia abajo y por eso ayuda a expandir los pulmones y puedes aprovechar este momento cuando hay más espacio en los pulmones para que entre el aire (y no desperdicias los esfuerzos de los músculos que usas para respirar). Claro, no puedes tomar aire con cada paso, pero puedes encontrar un ritmo que se ajuste a ti. Según una investigación por Plos One, muchos corredores prefieren un ratio de 2:1 (dos zancadas para cada respiración). Este método también podría ayudar a evitar la posibilidad de una punzada, la que cada corredor teme cuando va a correr.

Hay que practicar la respiración y buscar un ritmo que te permita estar cómodo. Pon la atención en la respiración y educa a tu cuerpo para llevar una correcta respiración mientras corres.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies