Cómo cualquiera puede convertirse en un buen corredor

 

Con entrenamiento y muchas ganas, todos podemos sacar al corredor que llevamos dentro

Con entrenamiento y muchas ganas, todos podemos sacar al corredor que llevamos dentro

Antes de comenzar cualquier actividad de este estilo, algo muy recomendable podría ser visitar al médico y realizarse un chequeo en condiciones. Puede ser de mucha utilidad para un corredor conocer su capacidad de esfuerzo basándose en la frecuencia cardiaca. Una vez completada dicha fase lo principal es tomarse esta actividad como algo divertido y no obligarse directamente a una dura rutina de entrenamiento que exceda de unas 3-4 veces por semana; no debemos obsesionarnos directamente con la consecución de objetivos determinados, en lugar de disfrutar simplemente de correr. Una manera muy fácil de tomarse esta actividad de una manera diferente, es la búsqueda de personas que compartan su misma afición para comenzar así a correr en grupo. Será mucho más divertido y reconfortante, y además comprobará como en grupo, consigue más rápidamente las metas que se haya propuesto a corto y largo plazo.

Entrenamiento

Lo primero que debe uno pensar es que un objetivo necesita de tiempo para su consecución. Hay que disfrutar del tiempo libre, pero si se quiere ser constante debe encontrar tiempo para entrenar. Y no sólo puede realizarse directamente corriendo en el exterior sino que también puede optar por la posibilidad de apuntarse a un gimnasio y realizar allí su entrenamiento; aunque esta actividad es más preferible en invierno que en épocas con temperaturas suaves. Debe uno darse cuenta además, de que entrenar no se reduce solamente al hecho de correr. Una de las partes más importantes del entrenamiento son el calentamiento y la realización de estiramientos, una vez acabado el mismo. De esta manera, aumentaremos nuestra capacidad de esfuerzo y evitaremos lesiones no deseadas que puedan romper nuestra rutina de entrenamiento. Además, contar con la ayuda de masajes e incluso la combinación de saunas con duchas de agua fría favorece la circulación sanguínea y reduce la aparición de las molestas agujetas.

Estilo a la hora de correr

Existen diferentes estilos a la hora de correr, dependiendo del tipo de carrera o de la propia constitución física. El calzado que utilicemos para correr es un factor importante; ya que la elección de un calzado ligero o pesado, con mayor o menor acolchamiento, que pueda permitirnos diferente amortiguación, puede afectar directamente a nuestro rendimiento; igual que ocurre al correr apoyando más una parte u otra del pie sobre el terreno. Por ejemplo, correr apoyando más la parte delantera que la trasera, es una técnica utilizada por corredores de carreras más rápidas. Puede producir sobrecargas en las pantorrillas y el talón de Aquiles. Por el contrario, correr dejando más peso sobre la parte trasera del pie puede producir sobrecargas en las articulaciones. Con paciencia y de forma progresiva, cada corredor deberá ir encontrando poco a poco un estilo determinado que le permita aumentar mejor su rendimiento, al mismo tiempo que, por supuesto, se eviten lesiones y dolores indeseados.

Alimentación

La alimentación es uno de los factores más importantes a tener en cuenta. Debe ser importante para el corredor. Además de ingerir alimentos bajos en grasa, debe consumir aquellos que sean ricos en proteínas, hidratos de carbono, vitaminas y sales minerales. Antes de un duro entrenamiento, un corredor debe consumir un menú diferente, compuesto por alimentos de poca grasa y carbohidratos, mejorando así las reservas de hidratos de carbono. Esto provocará, a su vez, que las reservas de los músculos se llenen casi de forma completa. Además, la alimentación es muy importante en la recuperación posterior, ya que una dieta adecuada le ayudará a hacerlo cada vez en menor tiempo y de forma mucho más fácil. Es esencial que lo primero después del esfuerzo sea reponer los hidratos de carbono e ingerir rápidamente una cantidad suficiente de líquido. Una manera fácil de conseguirlo es una ingestión inmediata, después del entrenamiento, de cualquier clase de bebida isotónica con un alto valor nutritivo. Ésta nos permitirá una buena recuperación, sobre todo, si es rica en sodio puesto que este mineral es uno de los que perdemos en mayor cantidad debido a la sudoración.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies