Calentamiento antes de correr, 5 consejos

En este blog ya hemos hablado varías veces sobre qué tipo de calentamiento antes de correr puedes hacer y te hemos dado algunos ejemplos prácticos para que puedas comenzar a hacer deporte sin lesionarte y en pleno rendimiento.

Hoy vamos a hablar de la importancia de hacer tus estiramientos y calentar adecuadamente, para que lo tengas en cuenta siempre antes de comenzar.

¿Por qué necesito calentar?

Correr tiene muchos beneficios para nuestro organismo, pero también es una de las actividades que más lesiones puede llegar a provocar si no se hace bien y pora ello un buen calentamiento antes de correr es fundamental.

Por muy buena técnica que tengas en carrera, zapatillas y equipación adecuada, por muy adecuada que sea tu pronación, sin un calentamiento previo estás expuesto a todo tipo de contusiones.

Por lo tanto para realizar esfuerzos de un modo más eficiente y evitar lesiones como esguinces, desgarros y torceduras que pueden terminar en graves fracturas mientras corremos, recuerda  e implementa en tu rutina estos sencillos consejos.

Consejos para un adecuado calentamiento antes de correr

  • No hay prisa

Debes tener en cuenta el tiempo que quieres invertir en la carrera y sumarle el tiempo que vas a invertir en calentar. Nunca no debes acortar o pasar por alto el periodo de calentamiento.

Gracias al calentamiento los músculos elevan su temperatura y se activa la circulación sanguínea, preparándolos para el esfuerzo posterior. Si no lo hemos hecho adecuadamente corremos alto riego de sufrir, por eso es mejor recortar el tiempo de actividad que el de preparación previa.

El calentamiento no debe durar demasiado, con 10 minutos será suficiente.

  • Lo primero, los tobillos

No te olvides de los tobillos, al contrario esta debe ser la primera parte del cuerpo en calentar y a menudo es la que más olvidada queda. Los tobillos son los que aguantarán todo el peso de nuestro cuerpo y por ello deben estar bien preparados.

  • En el calentamiento no hay que sufrir ni forzar

No sufras durante el calentamiento antes de correr. Mientras estás calentando no debes forzar los músculos ni articulaciones, no debes sentir dolor, si lo sientes reduce la intensadad.

El calentamiento antes de correr a de hacerse con suavidad y nunca suponer un agotamiento si no todo lo contrario, es en realidad una preparación para el ejercicio, para empezarlo en plenas condiciones y que nuestro cuerpo pueda dar lo máximo posible sin lesionarse por el camino.

  • No te olvides de estirar

Otra parte importante del calentamiento es el estiramiento. Cuando hayamos calentado durante unos 10 minutos, debemos estirar todos los músculos de nuestras piernas, para ello ello invertiremos entre 5 y 10 minutos en función del esfuerzo que vamos a realizar durante el ejercicio.

  • Ve adecuando el calentamiento con tu rendimiento

Cada tipo de ejercicio va ligado a un tipo de calentamiento, se recomienda hacer movimientos relativos a la actividad que se va a realizar, por lo tanto un calentamiento antes de correr debe hacerse mediante pequeñas carreras que incrementarán el ritmo progresivamente.

Debemos adaptar el tipo de calentamiento antes de correr a tu progresión física.

Si al principio la fase de calentamiento consistía en andar a pasa rápido, cuando nuestra resistencia aumente el calentamiento también tendrá que aumentar al trote, para adaptarlo al nivel de esfuerzo y exigencia que vendrá después.

EL tiempo de estiramiento también tendrá que ir aumentando progresivamente.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies