¿Conoces los beneficios de correr por la montaña?

Cada vez es más habitual encontrarse a corredores que comienzan a iniciarse a la carrera por la montaña, aún mucho más frecuente con la llegada de las estaciones del año donde predomina el calor. Las carreras por la montaña están experimentando un continuo avance tanto en publicidad como en el aumento de la afición, pero en realidad ¿sabemos los beneficios que nos depara correr por la montaña?

Derechos de foto de Fotolia. Correr por la montaña

Derechos de foto de Fotolia. Correr por la montaña

Durante los meses de frío la mayoría de lo corredores suelen entrenar por ciudad, buscando bajar sus ritmos, inscribiéndose en carreras populares para ir aumentando progresivamente el nivel, tanto de distancia como de objetivos por tiempos.

Con la llegada del calor, muchos corredores emigran a entrenar por la montaña buscando los beneficios que nos depara el terreno, siempre y cuando seamos conscientes que en la montaña acechas peligros que para poder solventarlos deberemos ir preparados con un equipo acorde a la climatología y terreno donde vayamos a entrenar.

• Libertad: el ambiente montañero, nos ayuda a sentir en su máximo esplendor, disfrutando de la naturaleza como medio de ambiente natural.

Al correr en solitario experimentamos sensaciones que al entrenar por la ciudad no seriamos capaces de vivir las sensaciones que nos brinda la naturaleza, motivo más que razonable para conservarla tal y como nos la encontramos.

• Romper la rutina: entrenar a diario por la ciudad, que nos brinda muchas opciones pero que a la larga se nos pueden convertir en rutinarias, pero tener la oportunidad de trasladar los entrenamientos a la montaña nos puede proporcionar muchos beneficios físicos e incluso en la respiración.

• Aumento de la fortaleza: el terreno de la montaña, suele ser un continuo tobogán, por los diferentes desniveles que podemos encontrarnos.

Los fuertes desniveles nos ayudarán para fortalecer las piernas así como entrenar nuestra técnica de carrera, tanto de subida como de bajada, que solemos descuidar.

• Cambios de ritmo: la sinuosidad del terreno nos obliga a ir rompiendo continuamente los ritmos, anudando a nuestro cuerpo a buscar y lograr una recuperación mucho más rápida, consiguiendo incluso bajar las pulsaciones en reposo.

• Intimidad: correr por la montaña, es sinónimo de intimidad de conocerse a sí mismo, descubriendo las fortalezas y debilidades de cada uno, necesarias para plantear una carrera con alto nivel de exigencia que nos permita disfrutar.

Estos son unos beneficios de correr por la montaña ¿Qué beneficios encuentras tú al entrenar por la montaña?

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies